Las estanterías cantiléver o en voladizo son una excelente solución de almacenamiento. Son diseñadas con valor para configuraciones diversas y adaptables para cualquier necesidad y espacio de almacenamiento, además, son una buena opción si desean maximizar el espacio horizontal y vertical. Es importante conocer sus componentes si piensan instarlos para aprovecharlos al máximo.

Componentes principales

Al igual que otras estanterías, los racks cantiléver admiten distintas configuraciones para que se adecuen a todos los requerimientos. Si piensan adquirir algunos ejemplares, es importante contactar a una empresa con amplia experiencia e ingenieros que comprendan sus requerimientos y evalúen sus espacios para que desarrollen un sistema personalizado. Las dimensiones, formas y peso de los productos deben considerarse para obtener una solución única. Pese a la variedad de diseños, encontrarán los siguientes componentes básicos:

Brazos

Son los componentes donde se colocan las cargas, que pueden ser largas, voluminosas o pesadas. La capacidad del sistema está basada en la longitud y la altura vertical de los brazos. Estos pueden ser rectos para soportar piezas estables, como chapas de acero, cartones, madera, entre otros o inclinados para objetos cilíndricos o que tiendan a rodar hacia adelante.

Estanterías cantiléver

Los brazos rectos poseen un ángulo muy ligero, en cambio, los inclinados poseen un ángulo mayo, aunque poseen elementos de fijación para evitar las caídas de productos. También pueden añadirse paradas finales para aumentar la seguridad. La cantidad de brazos por nivel varía según las dimensiones de la carga, de modo que no ocurran desviaciones.

Con respecto a su longitud, es una función de la profundidad y dimensiones de las cargas y tienen que ser mayor que estas. Pueden personalizarse las longitudes, desde 18 hasta 120 pulgadas. Los brazos son ajustables en centros de diámetros variados (comúnmente, de cuatro pulgadas, además se suelda a una placa de montaje, que posteriormente es atornillada a la parte vertical.

Columna vertical

Se trata de los elementos donde se colocan los brazos y soportan las cargas. Son perfiles laminados en caliente, con grosores que varían según los productos a soportar. La altura de las columnas verticales de las estanterías cantiléver es un parámetro flexible y considera las limitaciones del techo y los sistemas integrados a él, como luminarias, rociadores entre otros, además varía según la capacidad de los equipos de elevación, como montacargas y apiladores. La altura de cada nivel consiste en la suma de la altura del brazo, la carga y los requisitos de espacio libre.

La altura de las estanterías es la suma de la base y la cantidad de niveles. Ello se multiplica por la altura por nivel. Las columnas se fabrican con acero de alta resistencias y pueden ser de una cara o doble cara. Las dimensiones pueden personalizarse y van de 8 a 20 pulgadas. Cabe agregar que son prepintadas en centros de cuatro pulgadas.

Bases

Garantizan la estabilidad de las columnas. Comúnmente, se unen a las columnas con tornillos y mediante una placa de fijación, además están preparadas para colocar anclajes al suelo. Pueden también encontrarse versiones soldadas que brindan una conexión de base estable y rígida. Las bases funcionan como un nivel adicional de mantenimiento y poseen la misma longitud que el brazo, además tienen el mismo tamaño que la columna.

Refuerzos

Las llaves son divididas en distintas categorías según la altura de la columna:

  • Tipo I. Columnas de hasta doce pulgadas de altura y con apuntalamiento en X.
  • Tipo II. Columnas de hasta trece y 16 pulgadas, con refuerzo de una X con puntal horizontal superior.
  • Tipo II. Columnas entre 17 y 20 pulgadas de altura, con bridas dobles en X y puntal horizontal superior.

En cada categoría, la longitud de los tirantes varía según la línea central de la columna. Si los refuerzos se colocan entre montantes garantizan el almacenamiento de filas continuas de elementos de mayor longitud y tamaño.

Componentes opcionales

Además de las vigas, pueden instalarse elementos adicionales según se coloque el contenedor o tarima en las estanterías cantiléver, como los soportes de contenedor o el travesaño tarima. Pueden colocarse también topes finales o bandeja de material para productos almacenados de distintas dimensiones.

La suma de los componentes básicos y opcionales de estas estanterías industriales proporcionan varias ventajas, como:

  • Permiten almacenar cargas pesadas o largas que no pueden almacenarse con otro tipo de estanterías.
  • Ofrecen alta seguridad, que es difícil encontrar en otros sistemas de almacenamiento, gracias al diseño de brazos fuertes, las columnas de gran grosor, además permite aprovechar la altura de los almacenes.
  • Son fáciles de instalar y muy adaptables.
  • Permite una rápida manipulación de las cargas.
  • Pueden añadirse o quitarse brazos según las necesidades, además pueden modificarse los niveles de altura.
  • Permiten situar la carga a un lado o a ambos de la estructura del rack.

Si desean adquirir un sistema cantiléver u otros racks industriales, contacten a los expertos de Interlake. Marquen al (33) 3882 5086 para Guadalajara, (81) 1104 8619 para Monterrey, (55) 5343 5603 para Edo. de México y o llenen el formulario en nuestro sitio web.

Publicaciones Recientes