Las estanterías cantiléver son una excelente opción cuando las cargas son demasiado largas para un sistema de paletizado ya que no tienen columnas que obstruyan el paso. Es por esto por lo que en Interlake ponemos a su alcance diferentes opciones para configurarlas de acuerdo con sus necesidades. Para que conozcan más acerca de esta solución de almacenaje dedicaremos esta publicación en nuestro blog a hablar sobre los racks cantiléver o estanterías en voladizo.

Los racks cantiléver permiten solucionar los requerimientos de almacenaje de tubos, maderas, pipas y otros materiales de diferentes tamaños en distintos niveles, o incluso en el mismo nivel sin que se presente ningún problema. Los elementos que componen los sistemas de almacenaje en voladizo permiten configurarlos de distintas maneras, y las más comunes responden a las necesidades para almacenar objetos voluminosos, muebles, madera y tableros de madera, hojas de metal, tubos y barras.

estanterias cantilever

Opciones de configuración con estanterías cantiléver

El almacenaje de objetos voluminosos es una de las necesidades en centros de distribución en donde no es conveniente contar con estanterías paletizadas. Gracias a que la parte delantera de una estantería cantiléver está abierta, es sencillo colocar cajas, cartones, componentes y otros artículos, lo que la hace una opción bastante versátil.

Por otro lado, en el almacenamiento para distribución minorista, almacenamiento industrial, áreas de tienda y operación de trabajos en progreso, este tipo de almacenaje es una excelente opción. Generalmente se usa para sofás y otro tipo de mobiliario de grandes dimensiones que es pesado y que no puede apilarse por los riesgos de daño que ello implicaría y que tampoco son compatibles con otros sistemas de almacenamiento.

El sistema en voladizo de racks industriales es también una excelente opción para almacenar tablas pesadas, sábanas de madera, tableros y otras cargas que resultan difíciles de manejar. Es por ello por lo que recibe un amplio uso en aserraderos, ya sea que las estanterías se instalen en interiores o en exteriores. Para almacenar hojas de metal, chapa y otros metales también es un sistema muy práctico por su facilidad de acceso y su alta capacidad horizontal y vertical.

De igual manera, las estanterías cantiléver ofrecen muchos beneficios para piedras y demás materiales en láminas que deban almacenarse de manera segura sin entrar en contacto con el suelo al tiempo que se aprovecha al máximo el espacio disponible en el almacén. Otra de las aplicaciones más comunes para estas estanterías es el almacenamiento de tubos y barras de acero y otras cargas pesadas empleadas en los sectores de construcción, almacenamiento, energía y fabricación.

¿Qué otras opciones existen?

Si ustedes están buscando una opción para almacenar cargas largas y pesadas, hay varios factores que deben tener en consideración y establecer una comparativa entre las diferentes opciones disponibles es una excelente guía. Para esta clase de cargas se puede optar por las estanterías en voladizo, apilarlas o un sistema de almacenamiento en piso.

Para las estanterías industriales cantiléver, que como ya mencionamos, se recomienda para almacenar tuberías de manera segura libre del contacto con el piso, les recomendamos tener en cuenta que es una opción muy rentable que presenta una relación directa entre costo y dimensiones, así que la inversión que tengan que realizar dependerá de la altura del sistema, longitud y su capacidad.

Las estanterías en voladizo permiten colocar existencias en bastidores y fuera del piso para aprovechar al máximo el espacio vertical, sin embargo, se debe tener en cuenta que se requiere espacio para pasillos de montacargas. Las carretillas elevadoras, las apiladoras, montacargas o sistema manual son compatibles con estos racks para almacenes gracias a su facilidad de acceso. En lo referente a la seguridad, con los componentes y configuración adecuados y siempre y cuando se respete su capacidad, es un sistema bastante seguro.

Por otro lado, los bastidores apilables son económicos, sin embargo, para lograr eficiencia se deben comprar varias unidades que permitan satisfacer las necesidades de longitud. Su capacidad permite apilar de cuatro a seis capas altas, así que ofrecen una buena densidad, sin embargo, también requieren de pasillos con las dimensiones adecuadas para la carga y descarga.

Gracias a que las tareas de carga se hacen por la parte superior de las capas, el sistema ofrece facilidad de acceso, sin embargo, hay que tener en cuenta las complicaciones que podrían presentarse para acceder a cualquier elementos que no se encuentra en la capa superior. Finalmente, la seguridad del sistema de apilamiento depende de su correcto uso, que las capas sean estables y no se llenen los bastidores en exceso.

Mientras tanto, para almacenar sobre piso se emplean bolardos o bandas que permiten evitar que se rueden los productos del área de almacenamiento definida. Por sus características es una opción aceptable para motores o paquetes en zonas que se encuentran cerca del procesamiento de maquinaria o donde se requiera acceso con facilidad.

Este sistema no tiene costo directo, tan sólo se necesita contar con postes, bolardos o franjas para conseguir una buena organización. Se debe contemplar que el consumo de espacio es ineficiente porque el piso va a albergar un paquete de las dimensiones exactas en un área determinada. En la mayoría de las ocasiones las cargas colocadas en piso se recogen manualmente o con un izar y el sistema resulta seguro ya que no se corren riesgos de que caiga sobre nadie, aunque podría deslizarse.

Recomendaciones para almacenar cargas pesadas y voluminosas

  • De ser posible, almacenen la tubería en el interior en un lugar organizado y seguro.
  • Elijan cuidadosamente sus instalaciones y áreas de almacenamiento para evitar pasillos de tráfico activo.
  • Asegúrense de que haya visibilidad en los pasillos del área de stock.
  • Si los bastidores están por encima de la altura de la cabeza, usen espejos de visibilidad o sensores de advertencia para garantizar que los conductores de montacargas puedan ver a los trabajadores en el suelo.
  • No almacenen tubos de acero directamente en el piso; manténganlo al menos a medio metro del suelo y usen cunas, bastidores o bloques.
  • Empaquen los extremos de la tubería con tapas de plástico o papel para reducir el polvo, escombros y otros contaminantes ambientales.
  • Coloquen los tubos de acero a intervalos en el mismo nivel con los extremos del tubo alineado para máxima estabilidad y remoción más fácil.
  • Ciertos tipos de tubería y material no deben almacenarse al aire libre, incluidos los tipos de acero recocido en frío y recocido brillante. Si deben almacenar estos tubos en el exterior, cúbranlos y asegúrenlos para evitar el efecto de las precipitaciones y otros problemas.
  • Presten atención a los métodos de apilamiento/almacenamiento para garantizar un acceso seguro cuando se saca la tubería de las pilas. Usen llaves, bloques y bastidores para garantizar la estabilidad. Las posibilidades de una caída o resbalón son mayores cuando las tuberías no se almacenan correctamente.
  • Presten atención a las reglas de su instalación sobre alturas de apilamiento. El fabricante de estanterías puede proporcionar una capacidad máxima. Las alturas seguras varían según el tipo de material y el peso. Asegúrense de no apilar demasiado las tuberías a alturas inseguras.

Esperamos que esta información les sea de utilidad para seleccionar el sistema de almacenaje más adecuado para su entorno. Les recordamos que en Interlake ofrecemos estanterías cantiléver y otras soluciones de almacenaje de la más alta calidad. Contáctenos al (800) 37 RACK 1, con gusto los atenderemos y asesoraremos en la elección del sistema de almacenaje que se adapte mejor a sus necesidades.

Publicaciones Recientes