Los racks metálicos son uno de los tipos más populares disponibles para los almacenes en la actualidad. La variedad de tamaños y estilos en los que se encuentran disponibles permite una variedad de usos en cualquier tipo de almacén, punto de venta minorista o centro de distribución. Con estanterías metálicas se puede almacenar una variedad más amplia de artículos y mercancías, así como artículos voluminosos y de gran valor.

racks metalicos

Este tipo de estanterías industriales ofrecen numerosos beneficios que conviene valorar al seleccionar las que implementarán en un sistema de almacenaje. Entre los principales se destacan los siguientes:

Visibilidad del producto

En comparación con otras soluciones de almacenamiento que pueden ser más altas o desordenadas, las estanterías metálicas les permiten almacenar productos de una manera que ayuda a sus recolectores a encontrarlos más rápidamente y evitar errores de selección o conteo erróneo. Se recomienda el uso de este tipo de estanterías para organizar todo en un orden que funcione mejor para su almacén según los criterios seleccionados, así se ayuda a los trabajadores encontrar los productos aún más rápidos.

Almacenamiento más seguro para artículos delicados

Los estantes metálicos se encuentran entre los tipos de estantes de almacén más duraderos disponibles, lo que proporciona resistencia a la corrosión y al daño tanto para los estantes en sí como para cualquier producto que deba almacenarse en ellos. Un uso común es almacenar productos más frágiles, como electrónicos, piezas pequeñas o bienes de consumo caros, que no podrían ser almacenados en un contenedor o en el piso.

Durabilidad

Los almacenes son áreas bastante activas y, la mayoría de las racks para almacenaje, están sujetos a mucho desgaste, incluyendo colisiones de montacargas, daños a los recolectores o cosas que se golpeen durante el transporte. Los estantes de acero están diseñados para soportar este tipo de uso sin la necesidad constante de reparación o reemplazo, como puede verse en otros tipos de estantes.

Resistencia a la temperatura

De manera similar, los estantes de metal pueden soportar mayores variaciones de temperatura, lo que los convierte en una excelente opción para condiciones de almacenamiento exigentes. Si su almacén también se dedica a la fabricación de productos, los que pueden aumentar considerablemente la temperatura en ciertas áreas, los estantes metálicos generalmente pueden soportar temperaturas más altas que otros tipos de estantes. Además, pueden funcionar bien en áreas que pueden estar expuestas a los elementos con mayor frecuencia, como cerca de un muelle de carga que puede abrirse al calor o al frío del exterior.

Personalización

Finalmente, una de las mayores ventajas de usar estantes de metal es la facilidad de personalización que ofrecen. Los estantes de acero generalmente se pueden ampliar con estantes y unidades adicionales para ayudar a aumentar su capacidad de almacenamiento o proporcionar espacio adicional para trabajar, permitiendo que sus racks metálicos sean aún más versátiles y útiles de lo que eran cuando los obtuvo por primera vez.

Manejo de inventario

Para sacar el máximo provecho a su sistema de almacenamiento con estanterías metálicas, es conveniente evitar el inventario excesivo, que en apariencia podría parecer un punto a favor, pero en realidad podría convertirse en un problema. Contar más inventario significa contar con más productos para vender, pero hay muchas situaciones en las que puede dificultar las operaciones de movimiento y ocasionar problemas logísticos de importancia. Esto impacta los resultados y puede ocasionar pérdidas si se mantiene en el almacén y no es vendido.

Para evitar esto se recomienda adoptar algunas medidas básicas como revisar el inventario en busca de errores. El primer paso es asegurarse de que todo cuente con la mayor precisión posible. Los errores de inventario pueden hacer que se informe incorrectamente el exceso de inventario, lo que le hace creer que tiene más de un determinado artículo de lo que realmente tiene, o que se informe de la escasez cuando, de hecho, tiene más de un artículo determinado de lo que esperan. Revisen sus últimos recuentos de ciclos o verificaciones de inventario y asegúrense de que todo se informe con precisión y se vuelva a verificar en todos los ámbitos.

Comprender por qué un artículo o producto no se vende también es muy importante. Hay varias razones por las que el inventario permanece sin vender y llegar a la raíz de ese problema les dará una mejor idea de por qué no se han vendido y qué pueden hacer para evitar este problema la próxima vez.

Para responder esto conviene preguntarse si el artículo es demasiado estacional y no se venderá durante ciertas épocas del año, si está obsoleto o pasado de moda, en caso de electrónica, bienes de consumo o moda. También hay que cuestionarse sobre los costos, si se vende a precio completo incluso después de haber estado en el mercado durante algún tiempo esta podría ser la opción por la que no logra venderse. Revisen sus cifras de ventas desde la primera vez que recibieron el artículo hasta ahora y vean si pueden identificar una tendencia o problema específico que pueda haber causado que este artículo comience a acumularse en su inventario.

Les recomendamos que designen un área para el exceso de inventario. Más allá de los problemas de ventas, uno de los mayores problemas causados por el exceso de inventario es la cantidad de espacio que puede comenzar a ocupar. Intenten reunir su exceso de inventario y productos no vendidos, empaquétenlos y designen una parte específica de sus estanterías para mantener este inventario hasta que pueda descubrir qué hacer con él.

Finalmente, si el problema con el exceso de inventario persiste, tendrá que tomar medidas especiales porque no puede permanecer en su almacén para siempre. Hay diferentes opciones para dónde enviarlo y la estrategia más común es tratar de explotar en una gran venta de liquidación, con un descuento al que las personas no podrán decir que no.

De lo contrario, pueden agruparlo como un obsequio con otras compras, lo que puede conducir a una pérdida, pero a la larga dará sus frutos ya que ya no tendrán que perder dinero ni tiempo para organizarlo o incluso vean si aún puede devolvérselo al vendedor, lo que nuevamente puede ocasionar una pérdida en los costos de envío, pero al menos ya no ocupará espacio en su almacén.

Les recordamos que si buscan racks metálicos de la más alta calidad, en Interlake ofrecemos excelentes opciones. Los invitamos a ponerse en contacto con nosotros al (800) 37 RACK 1 para más información.

Publicaciones Recientes