En Blog

Saludos cordiales a todas las personas que se toman la molestia de visitarnos el día de hoy en este blog, por medio del cual, deseamos acercarnos a la población en general y a los sectores comerciales e industriales en especial, con el fin de que conozcan los servicios y productos variados que ofrece nuestra firma: Interlake, los expertos con reconocimiento internacional en la venta y fabricación de equipos para almacenamiento de unidades de carga.

Esta ocasión hemos colocado una entrada en torno a uno de los productos con el que Interlake se ha ganado la simpatía de muchos negocios en países americanos y europeos, a saber, las estanterías cantilever, cuyas propiedades y diseño único son de suma utilidad para varias empresas, por ejemplo, las que comercian con maderas o metales.

Con mayor precisión, trataremos primero de definir al término “cantiléver”, para que los lectores se familiaricen más con el término. Después hablaremos de diversos aspectos relevantes sobre las estanterías que nos competen en esta entrada, la cual, deseamos disfruten los estimados visitantes. Recuerden que si requieren servicios de primera en la instalación y equipamiento de sistemas de almacenamiento y distribución, acudan a nosotros, con gusto los atenderemos. Sin más prolongaciones, ¡comencemos!

¿A qué se refiere el término Cantilever?

Para entender con mayor detalle a las estanterías que nos ocupan en este artículo, es indispensable saber qué es designado bajo el término “cantilever”. Se trata de un anglicismo cuya traducción al español es viga voladiza. Los voladizos son elementos rígidos y estructurales cuyo apoyo reside en un solo lado por un componente vertical que sobresale.

Cuando son sometidos a cargas, las transmiten al soporte al que están sujetos por medio de una tensión cortante y un momento. La fabricación de los voladizos o productos cantilever, posibilita la construcción de estructuras que sin refuerzos externos consiguen sobresalir de sus apoyos, frente a aquellas piezas que se apoyan en ambos extremos.

Las aplicaciones de este diseño varían, por ejemplo, suelen usarse en las industrias aeronáuticas, en sistema microelectromecánicos,  en las obras de la ingeniería y la arquitectura, y por supuesto, en los sistemas de almacenamiento. Dentro de los depósitos y centros distribuidores, los voladizos conforman sistemas de almacenaje óptimos debido a su singular diseño, el cual consiste en una base, refuerzos inclinados u horizontales, brazos y una columna colocada verticalmente.

Tales componentes suelen confeccionarse con acero estructural. Los refuerzos que poseen los voladizos se utilizan para enlazar dos o más columnas. Comúnmente se encuentran en depósitos de madera, almacenes de fontanería y talleres carpinteros. Los voladizos se implementan en la confección de estanterías cantilever, como las que comerciamos en Interlake, más, ¿qué son y cuáles son sus características y funciones? Responder el tal cuestión, es de lo que nos encargaremos en la siguiente parte de esta entrada. 

¿Qué son las estanterías cantilever?

Con lo que se ha dicho hasta aquí, se puede intuir el diseño y la forma de dichas estanterías basadas en los modelos cantilever, sin embargo, resulta necesario ser más detallado para que pueda comprenderse con amplitud el concepto.

Los sistemas cantilever destinados a los procesos de almacenaje son creados para el resguardo y la organización de mercancías voluminosas y de grandes tamaños, por ejemplo, tubos y maderas largos. También puede definirse como un conjunto de equipamientos hechos con el fin de almacenar unidades de carga y mercancías largas tales como las molduras, los perfiles metálicos, las vigas, los paneles de leño, entre otras.

Las estanterías cantilever se constituyen por estructuras centrales que deben ser resistentes, ya que fungen como columnas del conjunto. Éstas cuentan con brazos horizontales que se pueden ajustar a distintas alturas, dependiendo de las medidas del espacio y las unidades de carga.

Una de sus propiedades más notables es su versatilidad, con la que puede hacerle frente a los cambios en los pesos y volúmenes de las cargas, a causa de la gestión en las nivelaciones y el acceso a las unidades. Se trata de un tipo de estantería industrial cuya distribución de las cargas posee una singularidad muy apreciada por las grandes empresas, a saber, permite que las cargas no se queden dentro de los límites de las estanterías y que sobresalgan respetando la uniformidad en la distribución.

Para inhibir las flexiones en los materiales manejados, se deben apoyar las unidades de carga en tantos brazos como sea posible, de esa manera el almacenamiento no derivará en pérdidas económicas. Otra de las notorias características de las estanterías tipo cantilever es su estabilidad aún con grandes cargas gracias a sus apoyos diseñados inteligentemente para soportar en condiciones industriales.

Las estanterías pueden encontrarse para distintas cargas, ya sean ligeras, medianas o muy pesadas. Entre las ventajas que proporcionan destacan: la posibilidad de modificar con facilidad las nivelaciones de la altura; su facilidad de adaptación a diversos espacios gracias a su flexibilidad; el almacenamiento de cargas con grandes longitudes, volúmenes y pesos.

Las estanterías cantilever son muy fáciles de montar y su estructura brinda pese a la simplicidad una gran resistencia. No en vano son usadas dentro de industrias donde se opera en condiciones rudas y con materias de grandes magnitudes.

Esperamos que para los lectores haya sido amena esta entrada, por ahora tenemos que despedirnos, invitándolos a que se acerquen a nosotros si desean implementar equipos estratégicos para sus procesos de almacenaje y distribución. No olviden mantenerse al tanto de los artículos que colgamos con constancia si desean conocer más sobre los sistemas de almacenamiento tan importantes para la cadena de suministros. ¡Nos vemos en la  próxima entrada de este su blog!

Publicaciones Recientes