Una de las principales necesidades de espacios comerciales, plantas de producción, bodegas y otras áreas de almacenamiento, es contar con un sistema de estanterías industriales que respondan a sus necesidades. Actualmente existe en el mercado una extensa variedad de soluciones de almacenaje y para seleccionar la que resulte más adecuada para su negocio es indispensable tener en consideración varios aspectos.

El primer paso hacia la elección de un sistema de almacenaje es conocer bien sus necesidades. Estas responden a lo que se va a almacenar y de qué manera se va a manipular el producto. Cada producto cuenta con una serie de requerimientos específicos para garantizar su integridad y la seguridad del personal encargado de su manipulación dentro del almacén.

Es por ello por lo que se deben analizar cuidadosamente las características del producto, al que nos referiremos como carga. Las dimensiones, el material y los factores que podrían causarle daños a las cargas deben contemplarse para definir sus necesidades, por ejemplo, con cargas voluminosas, las estanterías cantiléver podrían ser la mejor opción y al almacenar productos perecederos convendría optar por un sistema en que las primeras unidades colocadas en la estantería puedan ser las primeras en salir.

Realizar un análisis de flujo también es altamente recomendable para la selección de warehouse racks e invertir tiempo en este proceso les ofrecerá beneficios para la gestión exitosa de su negocio. Contrario a lo que podría pensarse, un análisis de flujo no es tan difícil y ayuda a que en el almacén se optimice el flujo de los elementos que se encuentran almacenados en un área dedicada.

El análisis de flujo tiene objetivos bastante simples e incluyen la minimización de los costos generados por el manejo de los productos dentro del almacén mediante la reducción de la intervención manual con la automatización de diferentes partes del proceso; definir la disposición que resulte más eficiente para el inventario que llega al almacén y determinar la manera en que las cargas podrían tener un mejor flujo dentro del sistema. Este último punto es especialmente importante ya que la mejora de los flujos de productos guarda una estrecha relación con el funcionamiento del negocio y favorece la capacidad de cumplimiento con los clientes, en lo relacionado con los envíos.

La planificación y ejecución cuidadosa en la selección de racks para almacenes les permitirá tomar la mejor decisión y con el análisis del flujo conviene tener en cuenta el uso del sistema de administración para el almacenamiento, la densidad del artículo, los requisitos de acceso de los montacargas, los límites de capacidad y, como ya mencionamos, los tipos de artículos que se van a almacenar.

Un sistema de gestión de almacenamiento bastante empleado es el de primero en entrar, primero en salir (FIFO por sus siglas en inglés first in, first out). Este sistema fue creado con la finalidad de medir precisamente el uso de un artículo almacenado en comparación con su fecha de almacenamiento original y gracias a los resultados obtenidos, hoy en día continúa utilizándose ampliamente por su gran eficiencia, particularmente con el manejo de productos perecederos, como los de la industria alimentaria, de la industria química y farmacéutica. Si ustedes consideran que esta gestión es la más adecuada para su almacén, existen diferentes tipos de racks para almacenaje adecuados para tal aplicación.

La idea de funcionamiento del método FIFO es sencilla: el primer artículo que se almacenó en las estanterías será el primero en utilizarse o enviarse. Así, los productos más antiguos en el almacén son los que salen primero para facilitar su rotación regular a medida en que los productos llegan.

Para definir el tamaño de la estantería y la manera en que conviene disponer el sistema de almacenaje en el espacio disponible en el almacén, se debe determinar la densidad de los artículos. La densidad es la cantidad de artículos por almacenar en un área específica y en caso de aquellos almacenes que disponen de poco espacio o que se encuentran en expansión, existen soluciones modulares que son escalables y adaptarse a las necesidades cambiantes de su negocio.

Como ya mencionamos, el sistema de almacenaje desempeña un papel fundamental en el flujo de productos de un almacén eficiente y exitoso, y dichos requisitos deben considerarse antes de tomar una decisión de compra con proveedores de racks. Cuando se trata de soluciones de almacenamiento es importante reducir lo máximo posible los gastos y el tiempo y así contemplar el espacio, los equipos y la capacitación del personal del área de almacén. En caso de que no sean compatibles o no se establezca una relación correcta para el manejo del almacén no importará si cuentan con las mejores estanterías, simplemente no podrán sacarle provecho.

En muchos almacenes y otras áreas donde se utilizan warehouse racks, es común que se acceda a los productos mediante carretillas elevadoras debido a sus dimensiones y peso. Un problema que a veces se pasa por alto son los requisitos de acceso de montacargas o, en otras palabras, cuánto espacio se necesita entre las estanterías y otros sistemas de almacenamiento para acomodar una carretilla elevadora, específicamente su altura, ancho y radio de giro. Los operadores de montacargas experimentados y hábiles no tienen problemas para dirigir el equipo hacia adelante o hacia atrás, también debe haber espacio para que el vehículo pueda girar si es necesario sin retroceder sin que existan riesgos de golpear las estanterías, dañarlas o hacer caer las unidades de carga.

La compra e instalación de las estanterías industriales adecuadas también depende de los artículos que se almacenan, especialmente su dimensión y peso. Los estantes de madera, plástico o vidrio que son accesorios en muchos hogares y tiendas minoristas no son adecuados para los requisitos más pesados, incluso del almacén más pequeño. Dependiendo del tipo de negocio, puede existir la necesidad de acomodar unidades de gran peso, como maquinaria pesada, herramientas especializadas y materia prima voluminosa. Si ese es el caso de su empresa, hay opciones diseñadas especialmente para soportar grandes cargas sin que ello comprometa la estructura de las estanterías ni de las instalaciones.

En lo referente a los tipos de artículos que se almacenan, las dimensiones, número y necesidades de cuidado especial deben considerarse. Lo mismo ocurre con las unidades de carga para emplear, esto es, las superficies o contenedores sobre los que se colocarán los productos y los pallets o tarimas son los más populares.

Las estanterías para pallets actualmente se pueden configurar de diferentes maneras y los usuarios finales pueden ajustar estos elementos de almacenaje de acuerdo con sus necesidades. Desde una configuración sencilla de estanterías de baja densidad hasta sistemas drive-in y push-back.

Racks selectivos

Es la configuración más común empleada en racks para almacenaje para tarimas. Se trata de una solución más accesible económicamente, disponible fácilmente y brinda acceso individual a cada tarima. Sin embargo, es necesario considerar que, al requerir pasillos amplios para acceso, la densidad del almacenaje se ve reducida.

Una opción para aumentar la capacidad de un almacén es optar por los racks selectivos de pasillo estrecho. En este sistema, el acceso se hace a través de un camión de torreta o carretilla elevadora, con lo que podrán seguir disfrutando de la selectividad completa. Aunque el número de vehículos que pueda acceder al pasillo se ve limitado a uno a la vez, puede ser una buena opción para almacenes con espacio más reducido.

Por otro lado, están las estanterías de doble profundidad, que también se tratan de estanterías selectivas, pero se caracterizan porque dos estantes se disponen uno detrás de otro a las que se tiene acceso a través de una carretilla elevadora especializada que cuenta con un pantógrafo capaz de extenderse hacia la parte trasera del estante. Con una profundidad doble, la capacidad del almacén puede aumentar considerablemente sin que se tenga que invertir en un mayor número de pasillos. Se recomienda tener en consideración que las tarimas deben instalarse en pares con el mismo producto tanto en la posición delantera y trasera.

Estanterías push-back

Un sistema push-back puede aumentar considerablemente la densidad de un almacén. Consiste en tarimas que se colocan sobre carros ubicados en un sistema de rieles inclinados que el operador empuja. Cuando la fuerza aplicada para el empuje se elimina, la gravedad regresa los carros a su posición inicial en el pasillo.

Las estanterías push-back funcionan bajo un sistema LIFO (last in, first out), es decir, los últimos productos en ingresarse al sistema son los primeros en salir. Por tanto, los carriles se tienen que vaciar completamente para que se pueda mantener una rotación de productos adecuada. Este es un factor muy importante por tener en consideración para definir si esta es la mejor opción para ustedes.

Estanterías drive-in

Los racks drive-in es otra opción de almacenamiento de alta densidad en la que la carretilla elevadora conduce dentro del rack de almacenamiento y coloca los pallets o tarimas en los rieles de carga. Los sistemas de conducción pueden variar desde dos hasta 20 paletas de profundidad. Este tipo de sistemas son relativamente económicos, pero están limitados debido a la falta de selectividad, baja productividad y su susceptibilidad a daños.  Es por ello por lo que esta solución se emplea con aplicaciones de almacenamiento en frío, alimentos, bebidas y comestibles en entornos donde se cuenta con un recuento de SKU limitado. También pueden ser una buena opción en entornos donde hay una variación limitada del producto, donde la producción está segregada por fechas, o bien, por producción por lotes.

Una variante de este sistema es la de entrada ancha que permite el manejo de dos tarimas, una a lado de otra, con carretillas elevadoras. La colocación de tarimas se hace de manera simultánea en los rieles de carga. Por las características del sistema, los racks para almacenes drive-in de entrada ancha se recomienda en aquellos entornos en que se requiere la reducción de costos de manipulación y optimizar la carga y descarga, por ejemplo, en entornos de alimentos y bebidas o comestibles.

Estanterías flow

En un sistema flow, las tarimas se colocan en la parte trasera del sistema sobre una serie de rodillos que por lo general cuenta con un sistema de frenado centrífugo. Las tarimas ruedan hacia adelante por efecto de la gravedad, de esta manera se dirigen hacia la parte delantera del sistema. Por la manera en que se da el desplazamiento de las tarimas el sistema es FIFO, así que los primeros productos en ingresarse en los rodillos serán los últimos en salir, lo que no la hace una opción conveniente para almacenar productos perecederos.

La configuración de un sistema de almacenaje flow permite que se instale con una variación de 2 a 30 tarimas de profundidad, lo que permite una densidad elevada. Si bien, es una opción que suele ser más costosa y requiere el uso de tarimas de buena calidad, además de un mantenimiento continuo, permite optimizar el uso del espacio.

Las instalaciones modernas con frecuencia utilizan varios tipos diferentes de sistemas de estanterías en la misma bodega, con lo que se permite responder a las distintas necesidades que se presentan. En caso de requerir de una solución de almacenaje personalizada se recomienda consultar con proveedores de racks acerca de las opciones disponibles.

Si ustedes buscan soluciones de almacenaje para su negocio y quieren adquirir estanterías industriales de la más alta calidad, en Interlake contamos con un extenso catálogo de productos que se adaptarán a la medida de sus necesidades. Si necesitan asesoría especializada en la elección de los racks que se adapten mejor a sus necesidades, o bien, si buscan servicios de instalación y mantenimiento, también somos una excelente opción. Para más información acerca de los productos y servicios que ponemos a su alcance, los invitamos a navegar por nuestro sitio web, o bien, pueden ponerse en contacto con nosotros por teléfono al número (800) 37 RACK 1, con gusto los atenderemos y asesoraremos en la elección de los racks.

Publicaciones Recientes