Comúnmente, el almacenaje industrial se asocia con cargas pesadas y agrupadas en pallets de forma homogénea, no obstante las mercancías también pueden almacenarse en estanterías picking, diseñadas para productos ligeros y manipulados de forma manual. Encontrarán en el mercado dos tipos con notables diferencias, que es importante conocer para elegir el más conveniente: racks de picking manuales o miniracks y sistemas de picking dinámico o case flow.

Características generales de las estanterías picking

Las estanterías picking permiten organizar los negocios con alta funcionalidad. Son diseñados para almacenar cajas o cargas medianas o ligeras, lo que las distingue de los sistemas de almacenaje convencionales, que requieren pallets. Suelen colocarse en las áreas de preparación de pedidos, además son comunes en sitios destinados a archivos o al almacenaje de materiales y unidades de embalaje, que pueden manejarse manualmente. Otros elementos diferenciadores, que comparten los racks picking dinámicos y manuales son los siguientes:

Versatilidad

Los proveedores los ofrecen en diversas medidas, además integran una amplia variedad de componentes y accesorios, lo que vuelve a las estanterías picking una solución altamente modulable y ajustada a los requerimientos logísticos de empresas que manejan cargas medianas o ligeras.

Estanterías picking

Rápido retorno de la inversión

Si bien se requieren altas inversiones para adquirir varios ejemplares, son mucho más asequibles que otras estanterías industriales, además su mantenimiento no necesita altas inversiones. Dan respuesta inmediata a muchas necesidades logísticas y su retorno de inversión es muy rápido, aproximadamente cinco años. Es un retorno muy rápido si consideran que pueden durar varias décadas si reciben cuidados adecuados.

Optimiza el control de inventario

Brindan visualizaciones inmediatas de las mercancías, lo que facilita una gestión rápida, sencilla y eficiente del stock. Cabe agregar que no se necesitan equipos sofisticados para manejar las cargas y colocarlas en las estanterías, lo que conlleva notables ahorros.

Ahora bien, hay varios tipos de racks picking y cada uno posee características y ventajas particulares. Los más comunes son los dinámicos y manuales. Ambos son ventajosos, no obstante es importante conocer algunos factores, como rotación, necesidades de carga o posibilidades de aprovechamiento del espacio antes de adquirir un tipo.

Mini racks o racks para picking manual

Se trata de una óptima solución para almacenar cargas de tamaño pequeño y mediano y de baja densidad, además son excelentes para la preparación de pedidos a nivel del suelo. Esto es posible gracias a un conjunto de paneles metálicos o de aglomerados sobre los que son depositadas las cargas.

Los mini racks son recomendados para sectores, como supermercados, distribuidores de materiales eléctricos, almacenes de repuestos, pinturas, refacciones de vehículos, ferreterías, productos farmacéuticos, suministros industriales, entre otros. Con respecto a su adaptabilidad, consiste en el sistema de carga manual más robusto, no obstante eso no impide que sean fácil regular los niveles de carga cada 50 mm o que se añadan varios componentes y accesorios, como estantes malla, separadores, barra colgador para prendas, entre otros, por tal motivo, pueden adaptarse a muchos tipos de cargas manuales.

Entre las ventajas más notables de estos racks para almacenaje, destaca el acceso directo a las mercancías almacenadas y gran capacidad de carga, lo que es difícil de obtener con otros sistemas de almacenaje manual. También son fáciles de instalar, no permiten paletización y ofrecen orden y control inmediato sobre el stock. Permiten aprovechar la altura de las instalaciones, ya que puede accederse a niveles más altos mediante montacargas o pasarelas colocadas entre los miniracks.

Case Flow o racks de picking dinámico

Estas estanterías picking son recomendados para cajas y productos ligeros y rotaciones de productos y almacenaje de alta densidad. Esto es posible gracias al deslizamiento de las cargas sobre carriles de roldanas con una inclinación ligera, y dispuestos sobre varios niveles que componen las calles de almacenamiento. Los carriles pueden adaptarse en sentido transversal para acomodarse a distintas unidades de carga, por tal motivo, es altamente versátil. Son considerados como un sistema FIFO, es decir, donde las primeras cajas en entrar son las primeras en salir.

Los racks de picking dinámico son utilizados en aquellos sectores cuyas bodegas tienen altos volúmenes de rotación. Permiten instalar soluciones para distintos tipos de pallets en los niveles superiores y modificar la distancia entre roldanas o la pendiente para manipular cajas con distintas formas y tamaños. Sus principales ventajas son gran capacidad de almacenamiento, óptima gestión del stock y ágiles rotaciones de productos.

Evita las interferencias en la preparación del material y en actividades de reposición y, aunque no ofrecen acceso directo a las mercancías, permiten aumentar la capacidad de almacenaje. Disminuye los tiempos de preparación de productos y de extracción manual de las unidades de carga, además garantiza su visibilidad y disponibilidad. Pueden combinarse con otros sistemas de almacenaje, como racks push back o selectivos y no requieren demasiada atención.

Si desean algún ejemplar de estas estanterías industriales, contacten a los expertos de Interlake a través de las líneas (33) 3882 5086 para Guadalajara, (81) 1104 8619 para Monterrey, (55) 5343 5603 para Edo. de México o llenen el formulario en nuestro sitio web.

Publicaciones Recientes