Hay una amplia variedad de bastidores para proteger todo tipo de productos entre los que destacan las estanterías cantiléver. Se trata de una opción poco conocida en comparación con otros tipos, sin embargo, sumamente ventajosa para ciertos artículos debido a su diseño. Antes de adquirirlas, vale la pena que consideren algunos aspectos que les ayudarán a determinar si son convenientes.

Estanterías cantilever

¿En qué consisten y cuándo son útiles?

Hay muchos tipos de estanterías en la industria, y si no realizan una investigación sobre sus opciones, es posible que no adquieran el sistema más conveniente para sus requerimientos. Si buscan resguardar materiales largos, voluminosos o con formas poco convencionales que no se adecuan a los estantes estándar y horizontales, opten por los diseños cantiléver conocidos también como estantes en voladizo. Se trata de la mejor opción para cargas pesadas y voluminosas, y pueden ser la solución adecuada a sus aplicaciones.

Los sistemas en voladizo son independientes y poseen una funcionalidad sin parangón, la cual no brinda obstrucciones verticales en el sitio de almacenamiento. Su diseño permite que utilicen por completo su espacio de almacén vertical, asimismo, aprovechar al máximo el espacio. Se trata de un estante que integra diversos niveles, pero sin utilizar plataformas de alambre, las cuales se usan comúnmente en los sistemas de estanterías de pallets. Posee, en cambio, brazos horizontales conectados a una columna vertical y son la mejor solución de almacenamiento para productos no estándar.

Su singular configuración elimina los bloqueos de columna y verticales. No integran una plataforma y pueden encontrarse ejemplares de una o dos caras. Los bastidores convencionales son poco convenientes para resguardar objetos largos de forma ordenada, y termina apilados o fuera de sitio. La mejor forma de asegurarlos es mediante una serie de brazos con cierto ángulo de inclinación o elementos de separación que permitan el ordenamiento de los artículos y se mantengan en su sitio. Los bastidores en voladizo los implementan en su diseño, lo que les ha convertido en elementos estándar para muchas industrias.

Los bastidores cantiléver son útiles cuando se requiere almacenar productos en forma de aros o rollos. Los diseños horizontales pueden resguardarlos, sin embargo, su forma no permite una óptima economía espacial. Cada plataforma puede resguardar una cantidad limitada, sin omitir que los productos pueden deslizarse al no estar apoyados unos con otros, tal como ocurre con las cajas o empaques rectangulares. Los brazos del diseño en voladizo evitan las caídas y aseguran la mercancía, además, representan un óptimo uso del espacio, ya que en cada uno pueden caber diversos productos anillados o enrollados.

¿Qué ventajas ofrecen?

  • Ideales para almacenar productos largos. Estas estanterías industriales no poseen una columna frontal que en diversos casos obstruye las cargas, por tal motivo permiten cargas y descargas rápidas de productos como tuberías, madera, entre otros no paletizados.
  • Ofrecen flexibilidad. Las cargas pueden ser dispuestas en casi cualquier sitio a lo largo de una serie de estanterías en voladizo, lo cual proporciona una mayor flexibilidad de almacenamiento. Los ofrecen en diseños independientes, pero dispuestos en la pared parecen consistir en una sola pieza útil para ordenar productos sumamente largos que de otra manera sería imposible.
  • Diseño compacto. Cuentan con más espacio para operar debido a que no cuentan con columna frontal. No requieren de un diseño demasiado ancho para los productos voluminosos, lo que no ocurre con los bastidores horizontales, y permite ahorrar espacio
  • Mayor soporte y estabilidad. Los brazos de las estanterías cantiléver se colocan de manera nivelada por lo que cada uno recibe cargas similares, lo que evita que se deformen. Si uno de los brazos llega a deformarse por impactos, el sistema mantiene su estabilidad gracias a que se disponen en columnas independientes, lo que reduce accidentes.
  • Cualquier ranura o cargador de almacenamiento es accesible de inmediato para los montacargas o personal, lo que aumenta la productividad.
  • Ahorros económicos. Los bastidores en voladizo son una solución de almacenamiento sumamente rentable debido al uso óptimo del espacio y los tiempos de manipulación reducidos. Se vuelven más económicos a medida que incrementa la longitud de las cargas, mientras que las estanterías de pallets hacen lo contrario.
  • Resguardan casi cualquier tipo de producto que no pueden las estanterías estándar, además, son las mejores para guardar cargas con formas poco convencionales. Pueden inclusive almacenar diversos productos que resguardan las estructuras de plataforma.

¿En qué aplicaciones se ven comúnmente?

Sus posibilidades de uso son muchísimas, sin embargo, hay algunas que vale la pena señalar.

Materiales de construcción

Los bastidores en voladizo son una opción perfecta para el almacenamiento de materiales constructivos como paneles de yeso, piezas modulares o columnas de madera. Pueden fijar y ordenar también productos que muchas industrias mantienen en el suelo, con lo que promueven el desorden sus instalaciones, por ejemplo, postes, vigas, varillas, cables de acero, entre otros objetos voluminosos y/o de formas extrañas.

Metales

Se utilizan ampliamente como estanterías industriales para productos de metal, por ejemplo, bobinas y láminas de acero o aluminio, tuberías de cualquier tamaño, incluso los de mayor groso para drenaje, rollos de acero o alambre, etcétera.

Materiales para la fabricación de muebles

Los fabricantes de mueble suelen usar materiales voluminosos, largos o tamaños variables que son difíciles de almacenar con los estantes horizontales. Ejemplos son tablones largos de madera, metales estructurales como acero o aluminio, láminas de plástico, tiras de bordes, rollos de hilo o telar, entre otros.

Textiles

Se usan para almacenar y exhibir rollos de alfombras y tapetes, además de bobinas de diversas telas, por tal motivo es común verlas en manufactureras y tiendas de textiles. Permiten mantener las piezas en orden y diferenciadas; lejos del piso, lo que ayuda a evitar el contacto con suciedad, polvo y otros daños potenciales.

Hay algunos componentes de las estanterías cantiléver que deben comprender para conocer su funcionamiento y determinar si son convenientes; la base, columnas, brazos y refuerzos. La primera es anclada al suelo y consiste en el soporte de las columnas. Su tamaño varía en función de las dimensiones de los brazos y su capacidad de carga. Las columnas o torres verticales se montan en la base para brindar el mayor soporte en los brazos, también varían en tamaño en función de la aplicación.

Los brazos son el soporte horizontal y pueden ser inclinados o rectos, además, tienen la opción de integrar bordes terminales para que los productos no se salgan. Debido a que se ofrecen en diversos estilos y capacidades, el sistema puede personalizarse. Los refuerzos proporcionan estabilidad a toda la estantería. Sus longitudes y anchos son determinados por las magnitudes de los productos por almacenar.

Si están interesados en estos racks para bodegas contacten a los expertos de Interlake. Marquen al (33) 3882 5086 para Guadalajara, (81) 1104 8619 para Monterrey, (55) 5343 5603 para Edo. de México, (55)1325 7239 para Querétaro o envíen un mensaje desde el formulario de nuestro sitio web.

Publicaciones Recientes