Uno de los proyectos más ambiciosos para el crecimiento interno de las pymes es la construcción de un nuevo almacén. La razón es que posibilitará el aumento de la cantidad y variedad de stock, además obtendrán más ingresos e incrementará su competitividad. Si ustedes estrenarán un nuevo almacén, deben pensar en sus necesidades de almacenamiento, por ejemplo, la mercancía que tendrán comúnmente y la frecuencia con que será movida. De esta manera, adquirirán las estanterías metálicas más convenientes.

Estanterías metálicas

Estanterías metálicas

Ahora bien, elegir las estanterías adecuadas para su nuevo almacén puede ser una labor complicada, debido a la gran variedad de proveedores y diseños de racks. Para que comiencen con el pie derecho, sin derroche de dinero ni contratiempos, les diremos a continuación los racks metálicos que más ventajas les proporcionan a los que inician en el mundo del almacenamiento.

Racks selectivos

Entre sus características, destacan la facilidad de acceder a los pallets en cualquier momento. Son varios los tipos de mercancías que pueden almacenar además confieren un diseño modular y las alturas de los huecos pueden variar según sus requerimientos. Se diseña para almacenar pallets de manera funcional y mecánica, mediante equipos de manutención con horquillas, que acceden a las mercancías a través de los pasillos.

Es una propuesta logística de alta eficacia y resistencia, además es de fácil montaje y son funcionales con pallets de distintos tipos, cajas individuales y contenedores. Cabe agregar la posibilidad de instalar elementos de seguridad, como protectores de marco y mallas electrosoldadas. Son una buena opción para la industria alimentaria y permiten implementar el método FIFO (primero en salir, primero en entrar).

Drive-In y Drive-Through

En el caso de los sistemas Drive-In, únicamente se puede acceder al pasillo por una lateral, por tal motivo, son buena opción para implementar el método LIFO (último en entrar, primero en salir). Si almacenarán productos homogéneos con varias unidades de carga por referencia, es una buena opción. Destaca por su alta densidad y posibilidad de manejo de pallets.

Por otra parte, los sistemas Drive-Trough permiten acceder desde ambos lados del rack, por tal motivo, posibilitan usar el método FIFO (primero en entrar, primero en salir). Estas estanterías metálicas constan de varios túneles, donde son almacenadas las mercancías con distintos niveles de altura. Se adapta a cualquier área y producto, inclusive puede usarse en cámaras frigoríficas.

Push back

La gravedad es el aliado de este tipo de estanterías metálicas, ya que permite mover las mercancías. Comúnmente, se diseñan con dos, tres o cuatro pallets de profundidad. Con respecto a la ubicación de las mercancías, se realiza al empujar los pallets hasta el fondo, lo que es posible con un sistema de rodillos u otros similares.

Se trata de un sistema de almacenaje por acumulación y tienen un conjunto de carros donde se colocan los pallets. Se montan con una leve inclinación para hacer efectivo el deslizamiento. El sistema puede aumentar la capacidad del almacén hasta un 75% y es ideal para almacenar mercancías con una rotación media.

Shuttle

Para su funcionamiento y garantizar el movimiento de los pallets, se usan lanzaderas o carros. Estos se mueven desde su ubicación hasta el sitio libre para realizar su retirada. Los operadores dan la señal al almacén, que se encargará de hallar el pallet, enviar la lanzadera y llevarla hasta el personal.

Almacén autoportante

Se trata de un sistema de gran altura, donde las estanterías no solo soportan las cargas de las mercancías, también las cubiertas y laterales del almacén, lo que crea un conjunto compacto y de alta resistencia. En otras palabras, las estanterías forman la estructura del edificio. Permiten aprovechar al máximo el espacio disponible en altura.

Se trata de verdaderas obras de ingeniería y pueden almacenar hasta 15,000 pallets y llegar hasta 40 metros de altura. Hay varios tipos de almacenes autoportantes, como: semipermanente, insertados en una nave construida previamente, para cargas de grandes pesos, en zonas con vientos fuertes

Cantiléver

Se trata del tipo más usado cuando los materiales a almacenar tienen grandes dimensiones, son muy largas o voluminosas. No dispone de columnas frontales en los marcos, lo que facilita la introducción y extracción de las mercancías. En su lugar, integra unas columnas abiertas con una serie de brazos, donde se disponen las mercancías.

Las columnas de estos racks de almacenamiento pueden ser de una cara (para instalación junto a un muro) o de doble cara (para instalación entre pasillos. Cabe agregar que se recomienda ampliamente para varios sectores, como el de madera, metalurgia, ferretería, entre otros.

Si alguno de estos diseños les convenció y desean el respaldo de una empresa con amplia experiencia que los provea, acérquense al equipo profesional de Interlake. Podemos ayudarles para que estrenen un almacén con gran capacidad y listo para usarse. Pidan una cotización a través de la línea (33) 1561 2716 o marquen a las líneas locales, disponibles en nuestro sitio web.

Publicaciones Recientes