El almacenamiento de los alimentos es bastante complicado, por tal motivo deben cumplirse medidas estrictas para que mantengan su condición de productos consumibles durante toda la cadena de suministro. Dichos productos presentan unas características logísticas que los vuelven un bien difícil de gestionar. Afortunadamente, existe un método de gestión que permite su adecuada rotación y puede aplicarse con la implementación de warehouse racks. ¿Quieren conocerlo?.

Características logísticas de los alimentos

Se designan bajo el nombre «productos perecederos» a aquellos bienes que pueden deteriorarse de forma rápida, lo que los vuelve no aptos para el consumo. El proceso de descomposición puede acelerarse ante factores como la presión atmosférica, humedad, temperatura, entre otros. Los alimentos son el mejor ejemplo de ellos, entre los que destacan las frutas, vegetales, carnes, lácteos, aceites, entre otros.

Existen también productos semi perecederos, como tubérculos, vegetales y frutas frescas, que solo necesitan poca humedad y una óptima calidad del aire. La rotación de estos no necesita sistemas de gestión tan exigentes, por lo que únicamente nos enfocaremos en los alimentos. Cabe agregar que el proceso logístico de los últimos será definido por su susceptibilidad de descomponerse.

Es importante que haya un sistema de gestión que permita manejar inventarios y preparar pedidos de forma efectiva sin que los alimentos pasen por el proceso de deterioro. Si se omite serán notables las pérdidas económicas y la desconfianza de los consumidores, además, pueden presentarse daños a la salud de los últimos.

warehouse racks

Durante todo el proceso de almacenaje tienen que mantenerse los compuestos naturales y degradables que proceden de la materia viva. No puede haber significativas alteraciones de su composición, que se basa en hidratos de carbono, agua, proteínas, minerales, entre otros. Tienen que mantenerse en óptimas condiciones a lo largo de la cadena de suministro.

Dicha cadena empieza desde la fase de producción y procesado. Posteriormente es transportado, distribuido y almacenado hasta ser comprado por los consumidores finales. Es un proceso muy largo y en él es importante la participación de los fabricantes, distribuidores y proveedores. Para evitar los inconvenientes de toda la cadena, es importante elegir un sistema adecuado para el sitio donde se almacenarán los alimentos.

El método FIFO es el más conveniente para la industria alimentaria

Es importante que los alimentos sean rotados de forma correcta, lo que requiere una óptima gestión logística de los inventarios que considere la fecha de caducidad de cada producto y determine cuáles deben expedirse antes y cuáles después. El método de gestión que más utiliza el sector alimentario es FIFO (First in, First out), que garantiza las rotaciones de los alimentos con ayuda de sistemas específicos de warehouse racks.

Se opone a LIFO (Last in, First out), que puede implementarse con sistemas de racks, como las estanterías Drive In y Push Back. Es también conocido como PEPS y permite que las primeras unidades de descarga que se colocaron en el sistema de almacenamiento sean las primeras en ser descargadas y enviadas a su destino final. Esta forma de gestionar los alimentos permite que permanezcan almacenados el menor tiempo posible y lleguen a las tiendas antes de cumplirse su fecha de caducidad.

Pero ¿cuáles son los sistemas de warehouse racks que permiten implementar el método FIFO? Son varios, aunque hay algunos que se utilizan más por el sector alimentario. Es importante que sean adaptables a entornos fríos y con sistemas de congelación, para asegurar su funcionamiento y evitar la descomposición de los productos. Los racks con las mejores características logísticas para almacenar alimentos son los siguientes:

Racks dinámicos

Se trata de un sistema de almacenamiento que destaca por su diseño compacto y por su cama de rodillos, que permite el deslizamiento de las unidades de carga. El movimiento es posible por un ligero ángulo de inclinación y se efectúa desde la zona de carga hasta la de descarga. Los racks dinámicos operan mediante gravedad y cumplen con los requisitos para la aplicación de FIFO.

Se adaptan sin problemas a entornos fríos y áreas de congelación, lo que los vuelve idóneos para almacenar alimentos. Cabe agregar que las cargas y descargas se realizan fácilmente, debido a que el autoelevador no se introduce en la estructura. Se trata de un diseño que agiliza el transporte de las mercancías en el almacén.

Racks Shuttle

Consiste en una solución compacta para pallets. Opera de forma semiautomática y dependen de carritos para el deslizamiento de las cargas dentro de las estanterías. Su uso es común en el manejo de productos enlatados, además, optimiza al máximo la altura y el espacio de la bodega. No solo es útil para aplicar el sistema de gestión FIFO, también funciona con LIFO.

Funciona sin problema en almacenes bajo condiciones de frío o congelación, debido a que los carros shuttle funcionan a la perfección a temperaturas cercanas a los -30ºC. Cabe agregar que las cargas son seguras y rápidas para el autoelevador y permite controlar los inventarios de forma automática.

Racks móviles

Se trata de un sistema de almacenamiento de alta densidad. Implica la eliminación de los pasillos de acceso de los sistemas convencionales de paletizado, y asegura un único pasillo para acceder a los alimentos. El desplazamiento de los bloques de racks se efectúa de forma automática, debido a que en la base de las estanterías se dispone un sistema de traslación. Permite así abrir el pasillo requerido para operar.

Se recomiendan para los alimentos, ya que se adaptan sin problema a las condiciones de frío y congelamiento. Presentan un diseño compacto que disminuye el volumen que necesita enfriarse y asegura la circulación de aire frío en las cámaras de congelación. Permiten acceder directamente a las cargas, lo que asegura flujos continuos de los productos y vuelve eficiente la gestión del stock.

Racks Drive Through

Presentan un diseño compacto y ayudan a disminuir los pasillos de trabajo. Poseen un pasillo de carga y otro de descarga, lo que diferencia a este sistema de los racks Drive In. Es importante descargar por completo el pasillo y dejarlo vacío para reiniciar el proceso de carga. De esta manera, se garantiza el funcionamiento del método FIFO y se asegura que no los pallets no queden obsoletos.

En Interlake tenemos varios de estos sistemas que les ayudarán a optimizar la gestión de sus productos comestibles. Si desean más información sobre nuestros racks industriales, comuníquense al (81) 1104 8619 para Monterrey, (55) 1325 7239 para Querétaro, (33) 3882 5086 para Guadalajara, (55) 5343 5603 para Estado de México o completen el formulario disponible en nuestro sitio web.

Publicaciones Recientes