Las estanterías industriales permiten la implementación de diversos métodos de gestión de stock en almacenes, entre los que destaca LIFO (last in, first out). En el mundo de habla hispana es conocido como «último en entrar, primero en salir» y es uno de los preferidos por muchas empresas, pese a que hay otros bastante utilizados. Si piensan rediseñar o abrir un nuevo almacén, y consideran apostar el método LIFO, vale la pena que conozcan algunos aspectos como su importancia, características, cuándo aplicarlo y qué sistemas de racks permiten su implementación.

Importancia del método LIFO y características

La gestión del inventario es de suma importancia para la rentabilidad de los negocios retail, sin embargo, para lograrlo es necesario disponer de métodos de valoración de inventario. Escoger el adecuado es un paso crucial y tiene un impacto considerable en la eficiencia y productividad. Deben tener en claro que una buena logística es indispensable para que el negocio sea competitivo; de allí la necesidad de asegurar que las mercancías estén en el sitio adecuado y en el momento correcto para volverse una excelente opción de compra para los clientes actuales y potenciales.

Los almacenes pueden no lucir como los sitios más vistosos o importantes, sin embargo, su gestión y manejo de stock son la columna vertebral de la cadena logística de los negocios. Para lograr una administración perfecta, se utilizan principalmente dos métodos implícitos en los racks industriales: FIFO y LIFO. Ambos presentan notables ventajas y diferencias, que es importante que conozcan para que determinen el más conveniente. La administración de stock para almacenes LIFO es contraria a FIFO, ya que en el último la primera unidad de carga en ingresar es la primera en salir.

LIFO prioriza la salida de los últimos lotes de productos que han ingresado en el almacén, mientras que los productos que han sido depositados con anterioridad en la estantería industrial quedarán resguardados hasta que no haya más unidades de carga delante de ellos. Al ser un método inverso a la gestión «primero en entrar, primero en salir», las mercancías para las cuales es usado y las características de los sistemas de almacenamiento que se desarrollaron para él, difieren por completo entre sí.

¿Cuándo utilizar el método LIFO?

Su uso es menos común en comparación FIFO, sin embargo, es ventajoso para situaciones específicas y una excelente manera de optimizar la preparación de pedidos en el almacén. Tiene que aplicarse en almacenes con productos que no sean perecederos, por ejemplo, alimentos, ni fecha de caducidad, que no disminuya su valor con el transcurrir del tiempo y que sean homogéneos. Puede observarse con ello su carácter inverso con respecto a FIFO, debido a que satisface el requerimiento de almacenaje que el último no puede cubrir.

LIFO, al dar prioridad a los productos que han entrado recientemente a las estanterías industriales, y al permitir que las unidades de carga resguardadas con antelación permanecerán en stock por más tiempo, resulta conveniente para productos uniformes, algunos de los cuales se han vuelto un clásico, por ejemplo, materiales de construcción como vidrios, piedras y cerámicas. Siempre que sea posible se recomienda el uso del método FIFO, debido a que permite una rotación de mayor eficiencia de los productos, y brinda salidas de los que tienen más antigüedad.

¿Qué sistemas permiten la implementación del método LIFO?

La característica común que poseen las estanterías industriales diseñador para facilitar la gestión de almacenes por el método UEP, es que el área de carga y descarga de los productos se lleva a cabo desde el mismo pasillo, en cambio, para el método inverso tienen que realizarse las cargas por uno de los extremos y la descarga en su opuesto. LIFO, al permitir que los operarios efectúen ambas tareas desde el mismo extremo, disminuye las distancias recorridas en la bodega de manera considerable. Los sistemas de almacenaje que poseen esta característica y por ello son una buena opción para el método LIFO son los siguientes:

Estanterías push back

Se trata de un sistema dinámico y de alta densidad, el cual recurre a la fuerza de empuje para el almacenamiento de las cargas sobre pallets en el fondo. Los racks push back presentan muchas ventajas, asimismo, en ellos las cargas son desplazadas por medio de rodillos o carros, y tanto las cargas como descargas se llevan a cabo en un mismo extremos. Se trata de la opción más conveniente para almacenajes de muchos productos y de alta intensidad. Los fabricantes lo diseñan para que los usuarios puedan optimizar su espacio y obtener a la vez instalaciones que requieren poco mantenimiento y buena selectividad.

Cuando cada plataforma es cargada, es colocada en un carrito, el cual es empujado hacia el sistema con la carga de plataformas extra. Cuando se descarga, la gravedad permite que las tarimas se muevan en el carrito hacia enfrente de los pasillos. Pueden acceder desde el mismo pasillo gracias a que los pallets son alimentados y retraídos en él, lo que reduce requisitos de espacio y maximiza la cantidad de frentes de picking.

Estanterías Drive in

Consiste en un sistema de almacenaje, el cual compacta los pasillos de trabajo, y que cuenta con un pasillo de acceso único; de esta manera, el montacargas puede acceder en el interior del rack para cargar y descargar el producto. Si almacenan pocos productos pero en altas cantidades, apuesten por este sistema. Pueden, mediante su implementación, disminuir sus requisitos de espacio de almacenamiento hasta un 35% e incluso más, en comparación con el sistema selectivo. Su uso permite que las mercancías sean almacenadas en diversos pallets de profundidad y que los montacargas accedan a la estructura para el almacenamiento o recuperación de los productos. Cabe agregar que usan el mismo punto de entrada y salida para cada túnel.

Estanterías AR Shuttle

Se trata de una solución semiautomática y de alta densidad, la cual integra carros satélites motorizados para el desplazamiento de las unidades de carga de forma autónoma a través de los racks para almacenes. Consiste en un sistema de suma versatilidad, ya que permite la administración de almacén LIFO y FIFO, según la manera en que el sistema sea diseñado.

Si están interesados en implementar este método en su bodega, contacten a los expertos de Interlake. Les brindamos los sistemas Drive-In y push back, los cuales se adecuan a sus requerimientos de almacenamiento y manejo de inventarios. Somos uno de los líderes mundiales en proporcionar soluciones globales de almacenamiento. Contamos con doce plantas de producción en seis países, además, distribuidores en África, Australia, Asia y Centroamérica. Proporcionamos también servicios de valor para que utilicen sus racks con efectividad, por ejemplo, capacitación, reparación, automatización, soporte especializado, análisis de alta sismicidad, etcétera.

Si desean más información, llamen a nuestro personal de atención a través de las líneas (33) 3882 5086 para Guadalajara, (81) 1104 8619 para Monterrey, (55) 5343 5603 para Edo. de México, (55) 1325 7239 para Querétaro o completen el formulario que encontrarán en nuestro sitio web.

Publicaciones Recientes