Anteriormente en este blog hemos presentado algunas de las características principales de diferentes sistemas de almacenaje disponibles en Interlake para solucionar las necesidades de diferentes entornos de trabajo dedicados a la producción y distribución de materiales y productos. También dedicamos algunas publicaciones a hablar de los requerimientos de seguridad y de aspectos que se recomienda tomar en cuenta a la hora de elegir el sistema de almacenaje más adecuado para facilitar las tareas de organización de las cargas almacenadas y el acceso a estas según las características del almacén en cuestión. En esta ocasión compartiremos información acerca de de los racks dinámicos, las características de este sistema de almacenaje que funciona por estanterías para paletización por gravedad, una solución ideal para entornos que demandan una rotación óptima de los productos.

Los sistemas de paletización dinámica de Interlake están conformadas por estructuras de tamaño compacto que incorporan caminos de rodillos en una ligera pendiente para que el desplazamiento de los productos paletizados se deslice sobre ellos, facilitando el acceso al contenido de las estanterías. En un sistema de este tipo, los palets se introducen a las estanterías por su parte más alta, para que por efecto de gravedad, se desplacen hacia la zona de acceso, ubicada en el extremo contrario. Por su modo de funcionamiento, un sistema de racks dinámicos es ideal para almacenar productos perecederos y para implementarse en almacenes intermedios ubicados entre dos zonas de trabajo, o bien, en zonas de expedición en las que se requiere una extracción de los palets de gran agilidad. De la misma manera, los sistemas de paletización dinámica que funcionan por gravedad son idóneos para almacenes de espera, ya sea donde se mantienen los pedidos preparados o en canales para la clasificación de los productos en circuitos automáticos de distribución, por mencionar tan sólo un par de ejemplos.

La principal ventaja de este sistema de Interlake frente a otros es que permite una perfecta rotación de los productos almacenados. En este punto cabe mencionar que su rotación funciona por los principios del sistema FIFO, first-in, first-out, es decir, que el primer palet en entrar es el primero en salir, de ello que sea una solución altamente recomendada para almacenes de productos perecederos. En los racks de tipo dinámico por gravedad, al momento de retirar el primer palet, los demás avanzan una posición, de modo que en primer lugar, al que se tendrá acceso directo, se encuentra siempre la paleta más antigua cargada en el rack. Otras de las ventajas de las estanterías dinámicas por gravedad es que permiten aprovechar la máxima capacidad de los almacenes, pues se trata de un sistema de almacenaje compacto, además ahorran tiempo en la extracción de las paletas por reducción del tiempo invertido en la maniobra de las carretillas para la carga y descarga de los palets.

Por otra parte, eliminan las interferencias de paso, pues por su diseño en que la carga y descarga se hace por diferentes pasillos, las carretillas pueden depositar y extraer los palets de manera continua sin interrupciones. Este sistema ofrece además un fácil acceso y garantiza una manipulación fiable, segura y simple; es adaptable a los requerimientos específicos de cada entorno y se instala rápido. Finalmente encontramos que ofrece el beneficio de una rápida amortización, gracias al ahorro de espacio, reducción de tiempos de maniobra y al mínimo mantenimiento que requieren y que permite un excelente control de stock.

Es por todo lo anterior que los sistemas de paletización dinámicos por gravedad son adecuados para aplicarse a cualquier sector de la industria o de la distribución, pues como habrás notado, son altamente versátiles. Por lo regular en los sectores de aplicación de estos sistemas se instala un bloque dinámico a lado de las estanterías convencionales y son reservados para los productos que presentan un mayor consumo o que tienen fechas de caducidad más reducidas, esto para facilitar su rotación. En cuanto a componentes del sistema, en la paletización dinámica se distinguen elementos de estructura (bastidores, largueros, placas de nivelación y anclajes), y los caminos de rodillos (carriles, rodillos, tambores de freno, rodillos de freno, centradores de paletas, rampas de frenado, protectores de rodillos y opcionalmente retenedores de paletas). En esta ocasión hablaremos únicamente de los elementos exclusivos de los sistemas dinámicos, que son los que corresponden a los caminos de rodillos ya que anteriormente, en otras publicaciones en este blog, hemos descrito los elementos estructurales que caracterizan los sistemas de almacenaje de Interlake.

Los rodillos que se utilizan para la paletización dinámica por gravedad reúnen lo necesario para que garanticen el deslizamiento suave de los palets sobre ellos. Cuentan con ejes de planos rebajados que encajan fácilmente en las ranuras de los carriles y tanto su diámetro como su separación corresponden a las necesidades particulares del entorno en que se implemente la solución, en lo referente a las características de los palets a utilizar y el peso que tendrán. Una característica de estos racks que hasta el momento no hemos mencionado, es que la velocidad de deslizamiento de las cargas es controlada, esto gracias a los tambores de freno que implementan. Los tambores de freno actúan sobre un par de rodillos contiguos de manera simultánea, y al estar suspendidos de muelles garantizan el contacto continuo con los rodillos para amortiguar la aceleración de movimiento que pudiera llegar a producirse durante la descarga de los palets. Los rodillos de freno, por su parte, desempeñan la misma función que los tambores pero se emplean cuando no es posible colocar los primeros, ya sea porque no se dispone del espacio suficiente, o bien, porque las condiciones de trabajo no lo necesitan.

Los centradores de paletas, como su nombre lo indica, desempeñan la función de centrar los palets en la entrada de la calle de carga. Mientras tanto, las rampas de frenado retienen y frenan las paletas en la salida. Estas rampas se colocan en posición alineada con los patines inferiores de los palets para impedir que, por efecto de gravedad, la paleta caiga de la estantería. Una solución alterna al uso de las rampas son los largueros de salida, que retienen a los palets en la salida sin que ello represente una pérdida de espacio en la estantería. Los retenedores de paletas también contribuyen a esto último, además de facilitar la extracción de las paletas y de distribuir la presión que hay entre los palets que se encuentren en las estanterías. Los retenedores cuentan con elementos que retienen los palets al momento de extraer el que se encuentra hasta adelante, incluso cuando se encuentra ligeramente levantada. Cabe mencionar que la colocación de los retenedores es opcional y depende de los requerimientos de la instalación y del tipo de vehpiculo que se emplee para hacer la carga y descarga de los palets. Finalmenta, los protectores de rodillo sirven para proteger al primer rodillo del pasillo de entrada contra impactos frontales que pueda sufrir al momento de carga de los palets.

Ahora, en lo referente al funcionamiento de los sistemas de paletización dinámica de Interlake es necesario mencionar que los palets por lo regular se manipulan del lado más estrecho para que se desplacen por el interior de las estanterías con los patines inferiores que deben estar perpendiculares a los rodillos. Es por este fundamento básico de funcionamiento que resulta de gran importancia que los palets se encuentren en buen estado y que sean de buena calidad, de lo contrario el funcionamiento del sistema puede verse entorpecido. Como ya mencionamos, las características de algunos componentes del sistema pueden variar según las necesidades específicas del entorno en el que se va a implementar, por ejemplo, los rodillos y la separación entre ellos, que depende del peso y las características de los palets. Esto también aplica para los frenos reductores de velocidad, que pueden ser tambores de freno o rodillos de grano, en lo referente a la distancia entre ellos, pues de esto depende que controlen eficientemente el desplazamiento de los palets.

En la instalación de sistemas de paletización dinámica, las dimensiones de las holguras dependen tanto del tamaño de las paletas, como del equipo de manutención que se utilice, además de la profundidad de la instalación, entre otros factores. Valorar las características de estos elementos permite calcular la anchura y la altura de los módulos y la profundidad de la estantería y para ello te recomendamos consultar a personal especializado en el tema, recuerda que de una correcta planeación e instalación de los sistemas de almacenaje depende que la solución ofrezca los beneficios esperados, pero no sólo eso, sino que las instalaciones sean seguras tanto para las personas que las operan como para los productos que en ellas se almacenan. En este punto cabe mencionar que a pesar de que un sistema de este tipo, por todas sus ventajas, puede parecer muy atractivo, no en todos los casos es el más recomendable, por ello insistimos en la importancia de una valoración previa que permita determinar que solución de almacenaje es la más adecuada para tus necesidades.

En próximas ocasiones compartiremos más información acerca de los racks dinámicos por gravedad, las aplicaciones que tienen en sistemas tradicionales, push-back o combinados y de otros elementos que pueden constituir este tipo de sistemas. Recuerda que si tienes cualquier duda o bien, deseas cotizar un sistema de almacenaje para tu bodega o almacén, en Interlake estamos para servirte, sólo ponte en contacto con nosotros y con gusto te atenderemos.

Publicaciones Recientes