En Blog

Uno de los elementos más importantes en un entorno de almacenaje basado en un sistema de racks para tarimas son los pallets o tarimas, elementos sobre los que se colocan las cargas a almacenar. En publicaciones anteriores en este blog hemos presentado algunas recomendaciones básicas para la elección de los sistemas de almacenaje más convenientes según el tipo de operaciones y cargas que se manejan al interior del almacén, así como de los lineamientos fundamentales para garantizar la seguridad de las operaciones y mantener en buen estado las instalaciones del almacén o bodega. En esta ocasión hablaremos de la importancia de la selección de tarimas y presentaremos una serie de recomendaciones que te ayudarán a guiarte para hacer la elección adecuada.

Para comenzar es necesario mencionar que la correcta elección de las tarimas puede contribuir de manera eficiente a mantener un adecuado flujo de trabajo en los entornos de almacenaje y distribución de productos en los que se hayan implementado soluciones de almacenaje basadas en el uso de racks para tarimas. Las características de las tarimas en cuanto a diseño, materiales empleados para su fabricación y tamaño así como sus propiedades particulares de desempeño siempre se deben valorar al momento de tomar la decisión de cuáles se van a utilizar en el almacén, pues de lo contrario existe el riesgo de disminuir la eficiencia del sistema de almacenaje.

A pesar de que los pallets o tarimas son por lo regular distribuidos en un tamaño estándar, es posible encontrar estos elementos indispensables en los sistemas de almacenaje en diferentes dimensiones según las necesidades particulares de cada entorno. Las tarimas de 1 X 1,2 metros son las más comunes en el mercado, pero siempre conviene analizar los requerimientos particulares del entorno del almacenaje para determinar si resulta más apropiado utilizar tarimas con medidas estándar o bien, solicitar tarimas fabricadas con dimensiones especiales.

Las características de las tarimas influyen en varios aspectos, desde la eficiencia del sistema de almacenaje basado en racks para tarimas, hasta la seguridad de los trabajadores del almacén y la protección de los productos. Es precisamente por ello que se tienen que tomar en cuenta varios aspectos al momento de elegir, no sólo las dimensiones de la tarima, sino también el material con el que se hayan fabricado y su diseño estructural. El peso del producto a almacenar y las diferentes situaciones de manejo de las cargas que se pueden presentar al interior del almacén, son los dos factores más importantes a tomar en cuenta para elegir las tarimas adecuadas.

Además de las anteriores, se recomienda valorar el tipo de equipos que se empleen para manipular los productos, ya sean montacargas manuales, mecánicos o sistemas automatizados. Asimismo la configuración y tipo de empaque de los productos son factores determinantes para la elección del tipo de tarima que resulte más conveniente y por ningún motivo deben pasarse por alto.

Llega a resultar bastante común que no se preste mucha atención a la elección de las tarimas, pero si consideramos que elegir elementos incorrectos para un sistema de almacenaje específico puede traer problemas como golpes, pesos excesivos y problemas en la manipulación de las cargas. Estos problemas pueden derivar en daños en los productos, disminución de la eficiencia del transporte de las cargas en todas sus fases, complicaciones al estibar las tarimas y mal aprovechamiento del espacio, podemos tener una idea más clara de por qué es tan importante partir de un análisis cuidadoso para elegir estos elementos.

En Interlake, especialistas en soluciones de almacenaje, te recomendamos que para elegir tarimas tengas en cuenta el tipo de productos o materiales que van a soportar las tarimas y su tamaño, que partas de un esquema de la colocación de los productos especificando las dimensiones de los mismos así como de los componentes del sistema de almacenaje. Considera las secciones superior e inferior, el largo, ancho y alto de las tarimas y los racks, la calidad de las tarimas, sus tolerancias y los materiales con que fueron fabricadas. Considera también tus requerimientos de peso, deflexión, durabilidad y desempeño y el tipo de equipo con el que va a interactuar la tarima, ya sea racks para tarimas, bandas transportadoras o montacargas, el destino de las mismas que puede ser mercado nacional o internacional.

Con todo lo anterior te será mucho más sencillo decidir si necesitas tarimas estándar reversibles, tarimas de barrotes, tarimas de ala sencilla con compartimiento en la parte inferior, tarimas Premium, tarimas de uso rudo de barrotes, tarimas de doble ala, tarimas de cara sencilla tarimas de uso alimentario de cuatro vías o tarimas block con base perimetral, siendo estos los tipos de tarimas comerciales más comunes. Como ya hemos mencionado, las medidas estándar de las tarimas son de 1 X 1,2 metros pero siempre existe la posibilidad de solicitar medidas especiales para garantizar una correcta adaptación al sistema de almacenaje que se haya incorporado al almacén o bodega.

Una vez que se hayan elegido las tarimas y de haberse comprobado su correcta integración al sistema de almacenaje es de suma importancia que se les mantenga en óptimas condiciones. Para ello es necesario que se contemple la revisión del estado de las tarimas en los programas de inspección y mantenimiento que tengan lugar de manera periódica en el almacén.

Recuerda que en Interlake somos especialistas en soluciones de almacenaje y que contamos con racks para tarimas de la más alta calidad. Visita nuestro catálogo en línea o contáctanos para solicitar información detallada acerca de los sistemas de almacenaje que ponemos, para nosotros será un placer atenderte.

Publicaciones Recientes