Los últimos dos años fueron ideales para corroborar la importancia de una buena gestión de inventario para las empresas de comercio electrónico. La crisis sanitaria sacudió a muchos negocios y tuvo impactos económicos notables. Un ejemplo fue Amazon, que hizo mucho para hallar una forma rentable de avanzar pese a la situación. Las cosas han mejorado, pero no significa que no debe optimizarse la gestión de inventarios. A continuación, les diremos cuatro de esas técnicas que deben implementar en sus procesos y que se relacionan con las estanterías metálicas.

Just in time (JIT)

Significa «Justo a tiempo en inglés» y las empresas que usan esta técnica de inventario almacenan una mercancía cada vez que es solicitada por un cliente, de modo que el volumen de inventario se asemeja a la cantidad de pedidos completados. Permite que haya menos inventario para administrar en el almacén, aunque depende considerablemente de las tendencias de compra: pueden ocurrir desabastecimientos por los aumentos repentinos en la demanda.

La técnica JIT fue perfeccionada por Toyota para su proceso de fabricación de automóviles, ya que requiere menos espacio para almacenar el producto en las estanterías metálicas: un almacenamiento más compacto significa menores costos de almacenamiento. Si bien permite ahorros notables de dinero, es una técnica arriesgada. Un ejemplo de ello fue la escasez imprevista de piezas que le costó a Toyota 180 millones de yenes.

Pese al caso anterior, deberían probarla, ya que funciona bien para e-commerce y no implica riesgos de que los ingresos queden inmovilizados en existencias muertas. Para esta técnica, hay varias soluciones de almacenaje compacto.

FIFO

La técnica «primero en entrar, primero en salir» (first in, first out) se refiere a que los primeros productos que recibe su almacén son los primeros en enviarse a los usuarios finales. Esta técnica se implementa principalmente en las industrias alimentarias, farmacéuticas y otras donde se manejan artículos perecederos, aunque cualquier empresa puede implementarla, especialmente si no desean almacenar productos por más tiempo del requerido.

Esta técnica no será adecuada si los materiales o bienes comprados poseen patrones fluctuantes de precios. Esto puede generar discrepancias entre el costo de los bienes recibidos y el de los bienes vendidos. Su implementación requiere sistemas específicos de estanterías, como racks picking dinámicos, que se diferencian de los ejemplares manuales y los sistemas drive through.

Ofrece varias ventajas, por ejemplo, implica menos desperdicio, especialmente cuando se trata de artículos perecederos y se optimiza la circulación del almacén, ya que nada se almacena durante más tiempo del necesario.

Análisis ABC

Segmentar su línea de productos y asignar a cada clasificación ciertas estanterías metálicas es un paso importante, aunque muchas empresas lo omiten. Efectuar un análisis ABC maximizará sus ingresos al adaptar su estrategia de cumplimiento a categorías de productos individuales. La segmentación resultante del análisis es la siguiente:

  • Categoría A. Incluye los productos más valiosos, pero en menor cantidad.
  • Categoría B. Abarca productos de valor y cantidad moderados.
  • Categoría C. Incluye productos de bajo valor y en alta cantidad.

Agrupar así su inventario permite vender varias líneas de productos y crear estrategias personalizadas de reabastecimiento para cada categoría de mercancías. Si son fabricantes de instrumentos musicales y venden guitarras acústicas en 5,000 pesos y paquetes de púas en 50$ sería poco conveniente establecer una misma estrategia de cumplimiento para ambos productos.

Para realizar el análisis ABS, se requiere el siguiente proceso:

  • Recopilar información acerca del producto específico bajo análisis.
  • Clasificar cada mercancía del inventario de mayor a menor costo
  • Dividir el inventario según las categorías ABC. Generalmente, los productos de la categoría A representan del 15 al 20 % de toda la línea de productos, pero el 80 % de los costos. Aquellos de categoría B representan entre 30% y 35% del inventario y el 15% de los costos y los productos de categoría C representan el 50 % del inventario y el 5% de los costos.
  • Asignen a cada categoría un sistema de racks para almacenamiento
  • Realizar análisis mensuales o trimestrales para garantizar que las categorías creadas reflejan tendencias reales de compra.

Software de gestión de inventario

En los negocios que desean expandirse llega un momento en el que los procesos manuales ya no son suficientes. Probablemente muchas empresas se han salido con la suya con una hoja de cálculo estática de Excel o, incluso, con inventarios en papel, como se hacía en el pasado. Si el crecimiento está entre sus objetivos, tienen que implementar un software de gestión de inventarios.

Implementan estas técnicas y cuéntenos sus resultados en la caja de comentarios. Si desean estanterías adecuadas para implementarlas, contacten a los fabricantes de racks de Interlake al (33) 3882 5086 o llenen nuestro formulario.

Publicaciones Recientes