Si desean ofrecer servicios de calidad, incrementar la cantidad de envíos, optimizar los tiempos de entrega, prepararse para las variaciones en la demanda e inhibir la rotura de stock, deben recurrir a la automatización. Esta última es proporcionada por muchos fabricantes de racks y se ha vuelto un aliado importante dentro de almacenes y se aplica en muchas áreas logísticas, que mencionaremos en esta publicación.

Ventajas de la automatización

Hablemos antes de los beneficios de implementar soluciones automatizadas en áreas que son propensas a ellas. Los sistemas de manejo automático que ofrecen los fabricantes de racks realizan muchas operaciones y las vuelven más rápidas y seguras, como preparación de pedidos, movimientos y almacenamiento de mercancías, entre otros. Al implementarlos en los procesos, las empresas pueden eliminar errores típicos en la gestión manual de los productos. Aseguran flujos continuos de mercancías, lo que es ideal para empresas con muchos movimientos y pueden operar las 24/7.

Las empresas que almacenan los productos en cuartos fríos pueden automatizar sus áreas logísticas para obtener mayores rendimientos. Al recurrir a tecnologías como transportadores y transelevadores, se vuelve más fácil la gestión de mercancías y aumenta la cantidad de ciclos.

Almacenaje de mercancías

La automatización de esta área se realiza con varios equipos, entre los que destacan los transelevadores, que se mueven en los pasillos de forma vertical y en longitud para almacenar, desplazar o extraer cajas y pallets de los racks metálicos que permiten la eficiencia logística de los almacenes.

Los miniload son otra opción, aunque se recomienda para empresas que gestionan mercancías pequeñas y desean volver más rápida la preparación de pedidos. Su función es introducir y retirar las cajas de los racks industriales y ponerlos en la zona de preparación de pedidos. Ofrece varios beneficios, como mejor rendimiento y disminución de errores.

Desplazamiento de los productos en almacén

Hay muchos movimientos de mercancía en los procesos logísticos, como preparación de pedidos, recepción y entrega de productos, entre otros. Estos pueden automatizarse con transportadores, que se diseñan para desplazar, acumular y distribuir las cargas en distintos puntos, ya sea dentro de los almacenes o entre un almacén y otro.

Preparación de pedidos

Esta área influye directamente en la productividad de almacenes. Algunas empresas realizan el picking manualmente, lo que no es conveniente, ya que deben recorrer largas distancias para encontrar las referencias requeridas en cada pedido. Puede automatizarse y optimizarse, lo que incrementa el rendimiento al preparar y expedir pedidos, por ejemplo, al implementar el método goods-to-person (producto a hombre), que acerca las mercancías automáticamente, mediante transportadores o transelevadores.

Otra metodología es la solución pick to ligth, que reduce los errores humanos en la preparación de pedidos. Consiste en un sistema de luces colocadas en los racks y que enciende para señalar al personal el sitio donde deben recoger o colocar los productos.

La preparación por voz es otra opción de automatización. Da indicaciones a los preparadores de pedidos mediante sistemas de vocalizaciones, diseñados para transcribir las indicaciones verbales del software de gestión de almacenes. De esta manera, el personal tiene las manos libres para realizar otras actividades.

Control y gestión

El control de inventario y gestión de las actividades realizadas dentro de almacenes son operativas esenciales para la cadena logística. Esta área se puede automatizar con sistemas de gestión de almacenes, que ofrecen algunos fabricantes de racks. Se trata de un software que permite conocer el estado del stock de forma precisa y mejorar la forma en que se desarrolla cada operación.

El personal de almacén solo debe seguir las indicaciones del software por medio de terminales de radiofrecuencia para aumentar la velocidad de las operaciones y minimizar los errores potenciales en cada una.

Carga y descarga de flotillas

En esta área pueden implementarse robots y conformar sistemas automatizados llamados ATLS (Automatic Truck Loading Systems). Es muy útil para meter y retirar pallets de los camiones de carga sin que el personal intervenga.

Revisión de entradas

La recepción de mercancías es crucial en la cadena logística. Generalmente, las cargas que entran a los almacenes superan sistemas de control para garantizar que cumplen las características demandadas para ubicarlas en las estanterías. Esta área se puede automatizar con dos opciones: sistemas de gálibo y control de pallets (PIE) y transportadores.

La solución de control automático integra una estación en la entrada de los transportadores, que se encargan de comprobar el tamaño y estabilidad de las mercancías, revisar las condiciones del pallet, pesar los productos y hacer lectura de los códigos para evitar errores.

Como observarán, hay muchas áreas logísticas que pueden automatizarse, aunque es importante acercarse con proveedores de racks confiables y con experiencia en la automatización. En Interlake los encontrarán. Contamos con varias soluciones de automatización y estanterías de excelente calidad para optimizar sus procesos logísticos. Pidan más información al (33) 3882 5086 para Guadalajara, (81) 1104 8619 para Monterrey y (55) 5343 5603 para la sucursal en México.

Publicaciones Recientes