Los componentes de los racks industriales o estanterías son diseñados y fabricados con acabados superficiales que impactan en la vida útil del sistema de almacenaje y los mantienen protegidos ante las condiciones ambientales. El acabado más aceptado para estanterías metálicas es la galvanización. Implica varias etapas y cada una está dirigida a lograr productos de alta durabilidad y calidad. A continuación, hablaremos sobre ellas con el objetivo de que comprendan por qué el galvanizado es tan estimado en la industria de soluciones de almacenaje.

¿Qué es la galvanización?

El acero es un metal muy estimado para construir estructuras; sin embargo, es propenso a la corrosión. Afortunadamente, el problema se soluciona con la galvanización. El acero galvanizado es la mejor opción para los racks metálicos, ya que muestra excelente resistencia ante los efectos de la corrosión (como debilitamiento estructural, lo que aumenta los riesgos de colapso) y a la erosión y desgaste causados por las condiciones ambientales.

La galvanización consiste en un proceso de baño de zinc para que se vuelvan resistentes a los daños por corrosión y abrasión. Muchas personas hablan de galvanización en frío. En realidad, este proceso no existe y, usualmente, se usa el término para referirse a las pinturas enriquecidas con zinc.

La galvanización se refiere a la reacción entre el hierro y el zinc cuando ambos elementos se unen de forma sólida y estable, lo que no ocurre cuando se aplican pinturas ricas en zinc. Por tal motivo, lo correcto es hablar del proceso de galvanizado en caliente, que es el aplicado a los racks industriales.

El proceso consiste en sumergir las estructuras de acero u otras aleaciones de hierro que se desean proteger en un baño de zinc fundido de aproximadamente 450 °C.  La formación de aleaciones de zinc y acero sobre la superficie de los componentes de los racks industriales se da sólo a temperaturas muy altas. Hay dos tipos: galvanización en caliente por procedimiento continuo y discontinuo.

¿Cuáles son las etapas de la galvanización?

El galvanizado en caliente o por inmersión en caliente consiste en uno de los sistemas de acabado de acero más avanzados a nivel técnico. Gracias a él pueden fabricarse racks para almacenaje en exteriores, que deben tener ciertas características. Las superficies de las estructuras de las estanterías tienen que estar bien limpias antes de sumergirse en el zinc fundido; deben cumplirse seis fases para que el acabado sea de la más alta calidad:

Desengrase

Comúnmente, el acero se recibe sucio o con signos de grasa u óxido. Tiene que limpiarse adecuadamente para que los efectos del baño de zinc sean satisfactorios.

Decapado

Una vez limpio el acero, sigue el decapado, que consiste en la eliminación de los signos de óxido. Posteriormente, las piezas de los racks son introducidas en un horno para secarlas.

Fluxado

Consiste en sumergir las piezas de acero en un baño de sales, que sella su superficie por completo y le dota protección contra la oxidación.

Galvanización o inmersión en el crisol de zinc

Una vez que las piezas están limpias (química y físicamente) son introducidas en un horno con zinc fundido para que tanto el acero como el zinc reaccionan metalurgicamente y se formen capas de aleación hierro-zinc y una capa pura de zinc para proteger contra la corrosión.

Enfriamiento y fosfatado

Si los componentes serán usados de inmediato, aplica esta etapa.

Revisión final

El acero ya galvanizado es inspeccionado y se evalúa estadísticamente el espesor del acabado. Las piezas de los racks podrán expedirse si se comprueba que todo está en orden.

Beneficios del proceso de galvanizado

Si se sigue cada paso bajo estrictos controles de calidad, como los que aplicamos en Interlake, podrán disfrutar los beneficios del galvanizado, como:

  • Alta protección ante la abrasión y corrosión de todos los componentes de los racks de almacenamiento. El baño de zinc protege al acero de forma catódica. Esto quiere decir que si el acero se expone por rayones o daños locales en la capa de zinc, absorberá el daño para que el acero quede intacto.
  • La instalación tendrá un alto grado de protección y una vida útil más larga.
  • Brinda robustez a las piezas, por lo que requieren poco mantenimiento.
  • Confiere resistencia en cualquier entorno, inclusive los más extremos.
  • Los costes disminuyen a largo plazo, debido al bajo mantenimiento y requerimientos de reparación o reemplazo de las estructuras.
  • La calidad del acero queda garantizada por el tratamiento riguroso de la galvanización.
  • Garantiza la sustentabilidad. Al aumentar la vida útil de los racks con el galvanizado, disminuyen considerablemente los impactos medioambientales a mediano y largo plazo. Además, el zinc y el acero son abundantes y completamente reciclables.

Si desean el respaldo de uno de los mejores fabricantes de racks en el país, contacten a los expertos de Interlake. Ofrecemos estanterías sometidas a rigurosos tratamientos, como el galvanizado y a distintas pruebas para garantizar su durabilidad y calidad. Soliciten una cotización o más información al (33)3882-5086 o completen el formulario disponible en nuestro sitio web.

Publicaciones Recientes