Cuando hablamos de técnicas de almacenamiento nos referimos a las formas en las que las mercancías son organizadas dentro del almacén, según su nivel de demanda o particularidades. Una vez que las empresas eligen el lugar para almacenar sus productos, definen criterios para organizarlos, por ejemplo, colocar mercancías de un mismo tipo de forma agrupada o colocar aquellas pesadas en los niveles inferiores de las estanterías metálicas.

Elegir la técnica más conveniente es una decisión importante para las instalaciones logística, ya que la opción elegida impactará directamente en las operaciones del almacén. Es importante analizar variables para estimar aquella que mejor se ajuste a sus necesidades, como tipo y cantidad de mercancías a almacenar, espacio disponible, flujo de actividades y embalajes utilizados. A continuación, comentaremos las técnicas más frecuentes en instalaciones logísticas:

Almacenamiento en el suelo

Conocido también como almacenamiento en bloque, consiste en colocar los artículos de forma directa en el piso. Las mercancías a las que conviene esta técnica son de alta rotación y se agrupan comúnmente en zonas específicas para localizarlas fácilmente y agilizar la preparación de pedidos. La ventaja más notable que ofrece es el ahorro de costes. Se trata de la técnica más asequible, debido a que no es necesario instalar estanterías metálicas, basta con los pallets.

Hay algunas razones por las que muchas empresas cambian el almacenamiento en bloque por estanterías convencionales para pallets. Por ejemplo, orilla a recorrer largas distintas para ubicar referencias y preparar los pedidos o reponer las mercancías. Tampoco aprovecha el espacio disponible e implica riesgos de colapsos.

Almacenamiento en racks

Es la técnica más común para almacenar productos. Las estanterías metálicas mejoran el espacio de almacén, brindan seguridad a los productos y al personal y maximizan el rendimiento. Aquí hay tres subtipos:

Almacenaje en estanterías con acceso directo

Destaca por la posibilidad de extraer directamente los productos desde los pasillos. Brinda total acceso, lo que facilita tanto el almacenaje como la preparación de pedidos. Los racks para esta técnica necesitan pasillos anchos para la introducción y extracción de mercancías mediante montacargas. Agrupa dos sistemas de racks:

Racks selectivos

Son versátiles, fáciles de implementar y asequibles. Se trata de una buena opción para la industria alimentaria y pueden ser simples o de doble profundidad. Puede usarse cualquier equipo de manutención para utilizarlos, aunque los pasillos deben tener la anchura adecuada.

Racks móviles

Se diseñan para pallets colocados sobre bases que se desplazan autónomamente para abrir pasillos de trabajo. Al darse la orden del pasillo por medio de un control, las estanterías abren en cascada para acceder y depositar o extraer mercancías. Disminuyen la cantidad de pasillos al mínimo, lo que asegura alta capacidad de almacenaje sin comprometer el acceso directo a los productos.

Almacenaje en racks compactos

En esta técnica, son reducidos los pasillos donde se usan los equipos de manutención. Los racks brindan alta capacidad de almacenaje y aprovechan mejor la superficie que las estanterías con acceso directo. El almacenaje compacto se usa comúnmente para mercancías de alto consumo que tengan pocas referencias y muchos pallets. Algunos sistemas incluidos son:

Racks drive-in

En este tipo, los equipos de manutención acceden al interior para colocar o retirar pallets. Las estanterías están formadas por calles con carriles donde se depositan los pallets.

Racks push-back

Sus niveles integran rodillos o carros con una ligera inclinación. Al introducir un pallet nuevo, este empuja a aquellos que ya están almacenados. Cuando uno se extrae, la gravedad desplaza el resto hacia adelante.

Racks dinámicos

Poseen una pequeña inclinación y canales con rodillos. Los pallets se mueven automáticamente desde la parte más alta del canal hasta la más baja. Garantiza óptimas rotaciones de los productos, debido a que recurren al método FIFO o PEPS (primero en entrar, primero en salir).

Pallet Shuttle

El sistema más desarrollado de la técnica por compactación. Poseen un carro motorizado que manipula los pallets dentro de los canales de almacenaje y vuelve más rápidas las tareas de almacenaje.

Almacenaje de mercancías voluminosas o especiales

Algunos productos, como tubos de gran longitud, bobinas, perfiles estructurales o neumáticos necesitan de esta técnica, debido a su gran tamaño o geometría completa. En tales casos, se usan los siguientes racks industriales:

Racks cantiléver

Están conformados por columnas en las que se colocan unos brazos en voladizo, donde son colocadas las mercancías con largos variables y voluminosas, por ejemplo, perfiles y tuberías. Brindan acceso directo para manipular los productos de forma sencilla.

Racks para bobinas

Están diseñados para almacenar productos en rollo y facilitar su manipulación, por ejemplo, alambres, hilos eléctricos, láminas metálicas en bobinas, entre otros. Se adaptan fácilmente a las características del producto, su uso y dimensiones.

¿Cuál creen que es la técnica o sub técnica más conveniente para su caso? Si aún tienen dudas, les invitamos a contactar a los expertos de Interlake a través de la línea (33) 3882-5086 para que los asesoren y ayuden a determinar la más conveniente y el sistema de racks metálicos correspondiente.

Publicaciones Recientes