Los racks de almacenamiento para entornos fríos o de congelación son muy demandados hoy en día, especialmente por los sectores alimentarios y bioquímicos. No se trata de un solo tipo, sino de varios tipos, que, incluso, pueden combinarse para lograr resultados óptimos. A continuación, presentaremos los sistemas que mejor se adaptan a cámaras frigoríficas, debido a sus características y composición.

Racks selectivos

Esta solución convencional se diseña para almacenar pallets de manera mecánica y mediante montacargas. Son una buena opción para la industria alimentaria y la recogida de los pallets se realiza a través de pasillos cuyas dimensiones varían según el espacio del almacén y los requerimientos de la empresa. En el caso del almacenaje en frío, los racks selectivos, pese a no ser compactos, son versátiles y se adaptan en anchura, altura y longitud. Esto crea soluciones modulares, que optimizan el espacio y los gastos de almacenamiento.

Es muy útil si se usa como complemento de otros sistemas compactos. Sus puntales galvanizados los vuelven excelente opción para resistir en entornos adversos, como los de baja temperatura.

Racks móviles para pallets

Estos warehouse racks se diseñan para compactar el sistema de almacenaje e incrementar su capacidad de manera considerable. Por tal motivo, es un sistema de alta densidad que funciona muy bien en entornos fríos, además eliminan los pasillos de acceso individuales que caracterizan a los racks selectivos y mantienen un solo pasillo para acceder a las mercancías.

La apertura de pasillo de operaciones se lleva a cabo de manera automatizada. Esto mediante motores eléctrico y componentes de traslación ubicados en la base de las estanterías. Son los operadores ordenan la apertura mediante un control remoto. La reducción del volumen total que se enfriará los vuelve un sistema altamente demandado.

Ofrece varias ventajas, como ahorro de energía por el control de la iluminación y la disminución del espacio a enfriar, máximo aprovechamiento de la bodega, un aumento superior al 80% de la capacidad de almacenamiento, acceso directo a las mercancías y bajos costos operativos.

Racks compactos Drive in

Son un sistema de alta densidad de almacenamiento, que aprovecha al máximo tanto la altura como espacio y minimiza los pasillos para el manejo de montacargas. Es muy común en cámaras frigoríficas, debido a su capacidad de mejorar la eficiencia del espacio. Tan solo requiere un pasillo de acceso para realizar cargas y descargas, lo que permite una mayor compactación del rack en almacén.

Estos racks de almacenamiento ofrecen varias ventajas, como ahorro energético por la disminución del espacio a enfriar, rentabilización del espacio, permite aplicar el método LIFO (last in, first out), elimina los pasillos de servicio y es excelente para almacenar productos homogéneos.

Racks AR Shuttle

Se trata de una solución compacta y semiautomatizada, que usa carros satélites con motor. Estos llevan a cabo los movimientos dentro de las estanterías. Permite aprovechar al máximo la altura y espacio disponible, además el control automático del inventario. Reduce los pasillos de trabajo de montacargas y pueden cargarse y descargarse los pallets según los métodos FIFO y LIFO.

Estos racks de almacenamiento resisten bajas temperaturas (hasta -30°C) y ofrece otras ventajas, por ejemplo, permiten controlar hasta cuatro carros mediante control remoto y maximizan la capacidad de almacenamiento. También ahorran energía, debido a la disminución del espacio a refrigerar y reducen los tiempos de carga y descarga.

Racks dinámicos

Los racks dinámicos para almacén consisten en una solución compacta para pallets que, mediante transportadores de rodillos y una inclinación leve, deslizan las cargas paletizadas. Son un sistema de alta densidad, recomendados para almacenar productos homogéneos y optimizar el espacio disponible. Permiten operar según el método FIFO y no necesitan ningún sistema eléctrico, ya que usan las fuerzas de empuje y gravedad.

Son varias las ventajas que ofrecen para el almacenaje en frío, por ejemplo, mejora el control de stock y su operación es de bajo costo. También son compatibles con otros sistemas de estanterías y disminuyen los tiempos de manejo, carga y descarga. Cabe agregar que la extracción de los productos se realiza de manera sencilla e inmediata.

Racks automatizados

Además de las soluciones enlistadas, hay otros sistemas que admiten equipos de automatización y que se adaptan muy bien a las condiciones de bajas temperaturas. Abarca varios tipos: miniload y almacenes autoportantes. Estos últimos son los más utilizados para aplicaciones en frío. Muchos los consideran grandes proyectos de ingeniería, ya que las estanterías no es la que se instalan en una nave ya existente, sino que forman parte de la estructura de los almacenes.

Sus racks son de gran resistencia y pueden soportar altas cargas y cerramientos exteriores, además son la mejor opción para almacenajes de gran altura. Se adaptan muy bien a bodegas donde se necesita una total maximización del espacio y su vida útil es una de las más largas.

En Interlake, podemos brindarles varios de los sistemas mencionados aquí. Somos fabricantes de racks reconocidos y con amplia experiencia, además les asesoraremos en el proceso de compra para que elijan el más conveniente. Pidan más información a través de la línea (33) 1561 2716 o completen el formulario en nuestro sitio web.

Publicaciones Recientes