Los sistemas de almacenaje más utilizados son, sin lugar a duda, las estanterías para pallets. Este tipo de estanterías se caracterizan por su resistencia y versatilidad que les permite adaptarse a cualquier lugar y soportar cargas de todo tipo. Asimismo, estos sistemas permiten un acceso directo a cada palet lo que las vuelve muy prácticas, su instalación es muy sencilla y requieren de un mantenimiento mínimo. Una estantería para palet, como su nombre lo indica, es un tipo de estantería diseñada para almacenar productos colocados sobre un palet o tarima y para utilizarlas es necesario hacer uso de montacargas, elevadores, carretillas, y otros medios mecánicos que permitirán un fácil acceso a las cargas.

Estanterias_para_palets_04

En Interlake, una de las empresas líderes a nivel mundial en soluciones de almacenaje, contamos con diferentes tipos de estanterías para pallets, diseñadas para satisfacer las necesidades de cada cliente e incluso, superar sus expectativas. A continuación te presentamos una breve descripción de las características de nuestras estanterías para que puedas elegir la que mejor te convenga al momento de adquirir un sistema de almacenaje:

Sistema Selectivo: Está conformado por estanterías dispuestas en pasillos de almacenaje con altura y ancho variables según las dimensiones del depósito y del  tipo de montacarga o manutención utilizado. Según los requerimientos de almacenaje se pueden instalar estanterías sencillas o de doble profundidad, que permite colocar un palet o tarima delante de otro a ambos lados del pasillo aumentando así la capacidad de almacenaje mediante la eliminación de pasillos. En los sistemas de doble fondo es necesario hacer uso de una elevadora con horquillas telescópicas que nos permita tener acceso al palet que se encuentre en la parte interior de la estantería.

Un sistema selectivo se compone de puntuales, que son las columnas metálicas de diferentes espesores según el tipo de carga que soportarán; bastidores, que son dos puntuales unidos por diagonales y travesaños, y que pueden llegar a alcanzar hasta 13 metros con una base que varía según el tipo de carga a soportar; largueros, que son los elementos que resistirán la carga, se colocan de manera horizontal y se unen al bastidor mediante una sistema de grapas de seguridad que evitan el desbloqueo accidental; anclajes, que fijan la estructura al suelo; protecciones metálicas, que pueden ser para bastidor, laterales o para los puntuales y cumplen la función de absorber impactos; y por la placa de características, que no es más que una placa de información que contiene todas las especificaciones del sistema y es necesaria para evitar cualquier tipo de daño o accidentes en las estanterías.

Estanterías push back: Este sistema te permite almacenar cuatro palets en fondo en cada nivel. Los palets se desplazan por empuje a través de carros que ruedan sobre carriles montados en cada nivel con una ligera inclinación.

Cada nivel cuenta con hasta tres carros paralelos donde se deposita la carga; después de colocar la primera tarima en un carro, el montacargas debe empujarla hasta que se descubra el siguiente carro y así sucesivamente hasta llenar el nivel. Además existe una variante al sistema de carros y es el push-flow, en el que cada nivel cuenta con canales de rodillos que permiten la rotación de la carga. Al descargar la estantería, la gravedad mueve las tarimas hacia el frente agilizando esta tarea, gracias a que se elimina la necesidad de conducir hacia el rack. Este sistema permite un máximo aprovechamiento del espacio y es ideal para almacenar productos de media rotación.

Pallet flow o rack dinámico: Estas estanterías permiten un gran aprovechamiento de la superficie y un flujo continuo de cargas. Funcionan bajo el principio básico de la gravedad y lo aprovechan para crear un movimiento mecánico de la carga.

En el rack dinámico se instalan estanterías en calles que pueden alcanzar más de 20 metros de profundidad, con niveles ligeramente inclinados y rodillos para que la mercancía pueda trasladarse hacia el lado más bajo, de manera que la tarea de carga y descarga de mercancía se agiliza y ahorra mucho tiempo. Los rodillos que se instalan en cada estantería soportan las tarimas y las hacen rodar, de modo que cuando el montacargas deposite el palet en la entrada de un nivel, éste se deslizará hasta el tope, que puede ser otra tarima o un retenedor, y podrá ser recogido en el otro extremo.

Se recomienda utilizar este sistema para almacenar productos con fechas de caducidad o perecederos y en los depósitos donde se requiere de mucha agilidad para extraer las tarimas o en aquellos que almacenan pedidos preparados.

estanterías para pallets

Estantería drive-in/ drive-thru: Los sistemas drive-in/ drive-thru se caracterizan por duplicar la capacidad de almacenaje al distribuir las cargas en bloque, con calles de distinta altura y profundidad; de esta manera sólo se requerirá de un pasillo de circulación, para el sistema drive-in, o dos pasillos en el sistema drive-thru.

En el sistema drive-in, las estanterías funcionan como almacén de depósito mientras que en el drive-thru funciona como almacén regulador. En ambos casos estos sistemas se componen por: puntual, es el elemento que soporta la estructura de manera vertical; carriles de apoyo, son perfiles horizontales encargados de sostener las unidades de carga en cada nivel, se fijan al puntual por las cartelas; cartelas, son elementos horizontales en voladizo que se fijan a los puntuales y soportan las unidades de carga; largueros, unen los bastidores de manera trasversal para formar pórticos y dar mayor estabilidad a la estructura.

Estas estanterías son ideales para usar en almacenes con productos de baja rotación, para cámaras frigoríficas, y en almacenes con diferentes formatos de unidades de carga. Las drive-in funcionan con sistema UEPS (ultimas entradas y primeras salidas), para usar en almacenes donde la fecha de caducidad no es primordial, y las drive-thru funcionan con sistema PEPS (para obtener un flujo de primeras entradas y primeras salidas), para aquellos donde se almacenan productos perecederos.

Movirack o estanterías sobre bases móviles: Este tipo de estanterías son ideales para almacenaje de alta densidad, para productos de media y baja rotación, para almacenes intermedios o de expediciones con estanterías cantilever y para cámaras frigoríficas y de congelación. Las estanterías de este sistema pueden alcanzar hasta 12 metros de altura y colocarse en pasillos de 40 metros, y se instalan sobre bases que se mueven desplazándose sobre carriles empotrados en el piso.

Estas estanterías pueden funcionar de manera automática, mediante un control remoto que desplaza las estanterías, en modo parking, para distribuir los pasillos de manera que se pueda tener acceso a ellos de forma independiente o bien, en modo manual, en el que el operario presiona el botón de desplazamiento al tiempo que acompaña la estantería hasta el sitio a donde desee colocarla.

Para conocer a detalle las características de nuestras estanterías para pallets te invitamos a que consultes nuestro catálogo de productos y a que te pongas en contacto con nosotros, en Interlake con gusto te brindaremos toda la información que necesitas y la asesoría que estás buscando para la elección de las estanterías que se adapten mejor a tus necesidades de almacenaje.