Una bodega es el edificio o espacio que utiliza la gran mayoría de empresas para el almacenamiento y conservación de sus productos, artículos y mercancía. Pero en estos espacios no solo se almacenan materiales, también se realizan inventarios, procesos de clasificación de mercancía, distribución y despacho de pedidos e incluso el etiquetado, empaquetado y paletizado o entarimado de la producción.

Pero para poder llevar a cabo todos estos procedimientos se requieren diversas herramientas e instrumentos, entre los que se encuentran los racks para bodegas, estructuras de suma importancia para que un almacén o depósito cumpla con su propósito primario de almacenamiento de mercancía.

Este propósito se logra mediante el control y manejo de los artículos que produce o vende la organización, y para ello las estanterías son fundamentales, pues estas estructuras están diseñadas de manera específica para facilitar la realización de los diferentes procedimientos que se llevan a cabo en una bodega para clasificar, almacenar y distribuir los artículos de una manera ordenada, precisa y que a su vez facilite otros procesos como el inventario.

racks para bodegas

Podría pensarse que la función de una bodega, depósito o almacén no va más allá de ser un lugar que ofrece resguardo para la mercancía, pero lo cierto es que las funciones que se realizan en estos espacios son mucho más complejas. Desde luego, la función obvia de este tipo de edificios es mantener a salvo los materiales que utiliza la compañía, lejos de cualquier peligro de daño, deterioro o pérdida, pero la más importante que ofrecen estos lugares es la opción de tener un manejo y control detallado y preciso de la mercancía, en aras de facilitar las diversas tareas y operaciones que la empresa realiza.

Gracias a las diferentes operaciones que se realizan en un almacén y las facilidades que otorga el uso de racks para bodegas, la compañía puede optimizar sus procesos de producción, ventas y distribución, generar estrategias para mejorar diversos aspectos relacionados con la mercancía y obtener mayores ganancias e incluso ahorro de tiempo, dinero y esfuerzo.

Pero, por supuesto, el mercado es amplio, tiene una vasta variedad de productos, artículos y materiales, cada empresa produce, comercializa y maneja diferentes tipos de mercancía, con diferentes tamaños, pesos y características. En consecuencia, la maquinaria, herramientas y equipo utilizados para el control de la mercancía son diferentes, algunos incluso están diseñados con características específicas para cierto tipo de almacenes, empresas y materiales.

Las estanterías, al ser uno de los elementos fundamentales para el correcto funcionamiento de una bodega o almacén, también son variables. No se trata de estructuras únicas, rígidas e inflexibles, al contrario, son estructuras diseñadas con la capacidad para ser flexibles, versátiles y adaptadas a las necesidades del usuario, según las características de la mercancía que se almacena y el tipo de rotación y distribución que se le da a esta.

La composición de una estantería o rack por sí sola implica flexibilidad, pues los componentes pueden ser removidos, colocados o adaptados de la manera más conveniente para el usuario y sus productos. Pero dejando de lado esto, existen diferentes tipos de sistemas de estanterías que tienen características muy particulares que las hacen útiles para algunas tareas, áreas o mercados específicos.

Con base en su estructura y características, los racks para bodegas pueden dividirse en tres tipos: las estanterías para tarimas o para paletización, las estanterías para picking y las estanterías diseñadas para sistemas especiales o materiales particulares.

Las estanterías para tarimas son las más utilizadas, sobre todo gracias a su gran capacidad de carga y manejo de mercancía de gran volumen y peso, mercancía que es ordenada y manejada mediante el uso de tarimas o pallets, armazones de madera o plástico utilizados para mover con mayor facilidad diversos tipos de productos.

Las dimensiones de este tipo de rack suelen ser variadas, pero debido a las características de los materiales que se manejan en estos, se trata por lo general de grandes estructuras metálicas con diferentes niveles y huecos para almacenamiento y distribución, en muchos casos llegando a ocupar la altura máxima permitida por el espacio en el que se encuentra.

Los tipos más comunes de estanterías para tarimas son el rack selectivo, el rack Drive-In Drive Thru, el rack dinámico o Pallet Flow Rack y el rack Push-Back. Cada uno de estos tipos de sistema de estanterías cuenta con sus características particulares, mismas que los hacen más útiles para cierto tipo de mercancía o sistemas de almacenamiento.

racks para bodegas

Las estanterías para picking o recogida manual son estructuras que pueden llegar a ser más pequeñas, pues el tipo de mercancía que se almacena en este tipo de rack no requiere paletización y en muchos casos se trata de productos empaquetados en cajas o contenedores pequeños por lo que su manipulación requiere menor capacidad de carga, pero son sumamente útiles para los procesos de distribución y despacho de pedidos.

Los racks para bodegas más comunes de este tipo son los Carton Flow Rack y los Rack Picking o módulos de recolección, sin embargo, es común que estas estructuras se combinen con algún tipo de estantería para tarimas y se cree un sistema completo de estanterías, según las necesidades que se tengan.

Finalmente están las estanterías para sistemas particulares, estructuras con especificaciones muy precisas que dependen del tipo de material que se maneja. Un ejemplo de estas estanterías específicas es el Cantilever Rack, estanterías diseñadas para el almacenaje y manipulación de mercancía de gran longitud, lo que implica que sus huecos o espacios horizontales son mucho más largos que el de cualquier otro tipo de estantería.

Sea cual sea el tipo de rack que se requiera, no hay duda que se trata del elemento más importante de cualquier bodega, almacén o depósito, pues estas estructuras son la base para tener el mejor control, almacenamiento, manejo, manipulación y distribución de la mercancía y los materiales que se tiene en estos espacios.

Interlake es la mejor empresa en soluciones para el manejo de mercancía de cualquier tipo y por ello ofrece su amplia línea de productos y servicios a todas aquellas empresas que requieran un sistema de almacenaje efectivo, productos y servicios de primera calidad y con la mejor capacidad de carga y distribución, sistemas avalados por un buen número de clientes satisfechos con los productos de Interlake.

El almacén es una de las áreas más importantes de toda compañía y los racks para bodegas que ofrece Interlake son, indudablemente, la mejor opción para almacenaje.