Dentro de los diversos aspectos que constituyen una empresa de giro industrial, se consideran de mayor importancia todos aquellos que impliquen practicidad, ahorro y eficiencia. Estos aspectos juegan un papel esencial al momento de planificar la distribución del almacén, pues es aquí donde se consideran los criterios de acceso, almacenaje y clasificación de los productos.

Toda empresa debe poner especial atención en la calidad y eficacia de cada una de estos criterios, ya que cada uno debe responder a ciertos lineamientos a favor de la rapidez y excelencia para una logística funcional y que esté en concordancia con los intereses de todos los involucrados en dichas operaciones.

Es importante señalar que el sistema de almacenaje debe responder a las necesidades de diversas áreas esenciales dentro de la empresa, ya que de su orden y eficiencia se obtienen sistemas logísticos tanto funcionales como óptimos. Una buena administración logística debe enfocarse principalmente, en el tráfico que va desde el origen de la materia prima hasta la entrega del producto al cliente o usuario final.

warehouse racks

Este punto es de vital importancia para la empresa pues es aquí donde se genera el enlace que une estos puntos separados tanto por el tiempo como por la distancia. Es por ello que la administración logística debe estar en concordancia con la cadena de suministros diseñada para la empresa, esta última debe ser funcional, ya que la suma de sus actividades garantiza tanto entregas puntuales como una reducción de costos a favor de la empresa.

La cadena de suministro está integrada por los proveedores, el almacén, la línea de producción, los canales de distribución, mayoristas, minoristas y el usuario final. Cada empresa cuenta con procesos diferentes según su giro y volumen, pero en general los puntos antes mencionados son los criterios básicos a considerar dentro de la cadena de suministro de cualquier empresa.

Es en este punto donde nos enfocaremos en las actividades del almacén y de su mejora, ya que el área de almacén cumple funciones de suma importancia en cualquier entorno económico de cualquier sector ya sea industrial, agrícola, comercial, etcétera.

Los almacenes cumplen la función de resguardar tanto materias primas, como productos en proceso o terminados, empaques, refacciones, repuestos, etcétera. Es por ello que son los reguladores del flujo de mercancía dentro de la empresa. Están equipados con muelles de carga y descarga, además de contar con instalaciones cuyo diseño se adaptada a la rotación de existencias de los productos que están almacenados.

En INTERLAKE soluciones en manejo de materiales, nos especializamos en la comercialización de bastidores para almacén (warehouse racks). Ya que de igual forma, conocemos la importancia de una rápida ejecución de los inventarios dentro de una empresa. Ya que esta rápida ejecución depende del fácil acceso que represente la contabilización del material a inventariar de manera minuciosa y certera.

Es por ello que nuestro principal interés es ofrecer soluciones de almacenaje para la distribución y acceso a la mercancía. Un control eficiente de inventarios resulta de una hábil disposición y clasificación racional de los productos que se almacenen. Esto a su vez debe estar basado en una planeación logística eficaz. Es importante que las estructuras de almacenamiento sean construidos de acuerdo a las dimensiones y características de dichos productos.

De igual forma, es preciso verificar si las dimensiones del lugar atienden a las proporciones de la maquinaria para su manejo, es decir, si los espacios considerados son suficientes para una manipulación libre para montacargas, camiones, etc. Una distribución inteligente en el almacén trae consigo, casi por añadidura, una solución para sus espacios de almacenamiento. Pues debido a la versatilidad de los warehouse racks pueden adaptarse a las dimensiones de cualquier espacio.

Los sistemas de warehouse racks son utilizados ampliamente por la practicidad de su diseño, pues permiten disponer de una gran cantidad de almacenaje con una reducción de volumen considerable en los espacios que son destinados para dicho fin. Las dimensiones de los warehouse racks son variadas, pero por lo general, estas van  en función de la disposición de la altura del almacén y de  de los montacargas y los materiales que van a almacenarse, y al mismo tiempo, gracias a su funcional diseño se adapta a las dimensiones físicas del espacio en donde vayan a utilizarse.

El diseño de los warehouse racks otorga una óptima distribución de los espacios, pues su presentación se compone regularmente de una serie de elementos cuya estructura se caracteriza por su fácil armado y manipulación, pues esto permite un fácil acceso y disposición de los productos almacenados.

Los bastidores tienen una estructura general que consta de un soporte, de una serie de largueros que son las estructuras tubulares que dividen y soportan, de las bases de donde se sostienen, de refuerzos, empalmes, placas, travesaños, etcétera.

Además de que la principal ventaja de este sistema de almacenaje es que consta de varios módulos que pueden ensamblarse de manera fácil y rápida para aumentar su espacio, y por ende su capacidad de almacenaje, que facilita tanto el acceso a los productos como una disposición y distribución de los espacios dentro del almacén que cumpla, como se dijo en un principio, con los aspectos vitales para una empresa (practicidad, ahorro y eficiencia) pues de ellos depende de un correcto funcionamiento para un sistema de logística a la vanguardia y funcional para todos los que tienen que ver con las áreas de distribución de una gran empresa.